La hotelería capitalina no levanta y trabaja en un 25%

“Seguimos con pérdidas, con endeudamiento, luego de un período de más de un año y medio”, explicaron desde la asociación que los agrupa.

Archivo - Hotel Suizo en Neuquén Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED) — La locura del fin de semana largo con ocupación plena en todos los destinos turísticos de la provincia contrastó y mucho con la realidad de la capital neuquina, donde la actividad no despega y se encuentra operando en un 25%.

“La actividad hotelera sigue complicada, especialmente en nuestra en nuestra filial, digamos significa Centro- Norte de la provincia, que tiene características más corporativas, que el tipo turismo de descanso”, explicó el presidente de la Asociación Hotelera Gastronómica de Neuquén, Gustavo Ammann.

Si bien reconoció un repunte de la gastronomía, hoy la preocupación sigue en los hoteles. Y pese al deseo que manifestó el propio intendente Mariano Gaido de transformar a la ciudad en un atractivo turístico de descanso, la actividad comercial y corporativa marcan la pauta.

En diálogo con AM Cumbre, Ammann indicó que la actividad hotelera “se ha plantado en un promedio de un 25%”, en tanto reconoció que con esos números “es complicado, difícil, es grave, porque seguimos con pérdidas, con endeudamiento, luego de un período de mas de un año y medio”

Contrastó dicha realidad capitalina con la fuerte demanda del turismo en el interior donde se registró una muy buena actividad. “Bienvenido sea para la actividad turística del país, de la provincia en particular, pero en nuestro caso, la verdad que está muy complicado, seguimos complicados”, expresó.

Reiteró la necesidad de poder contar con el observatorio del turismo que arroje datos certeros de la provincia en tanto,  reconoció algunas políticas nacionales que permitieron mantener las nóminas salariales de los empleos, lo que consideró “fundamental” debido a que “se genera una relación muy estrecha” en cada establecimiento.

Finalmente sintetizó que los hoteleros se encuentran “en un estado de ánimo de espera, de expectativa, difícil y complicado, pero bueno, sosteniendo la actividad y con fe de que tenemos que remontar esto, no veremos. Veremos si podemos”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here