Con la producción más baja que al inicio de la pandemia

La caída de la actividad en Vaca Muerta incidió en la caída de producción de hidrocarburos. Las protestas de los autoconvocados dejaron su huella.

Yacimiento de no convencionales de Vaca Muerta. Foto NA



NEUQUÉN (NA-ED) — La producción de hidrocarburos registró en marzo caídas del 4,4% en petróleo y del 9,6% en gas, a pesar de compararse con el mes de inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) que restringió las actividades industriales.

En gran medida, la baja de la producción obedeció a las dificultades generadas en los yacimientos del área de Vaca Muerta por las protestas de los autoconvocados del sector de la Salud, que al cortar los accesos viales a la localidad de Añelo incidieron en una baja de la actividad.

No obstante, el último informe del Instituto Argentino de Energía General Mosconi advirtió que el declive de la producción no convencional, al menos en el caso del gas, ya se arrastra de tiempo atrás.

En ese sentido, remarcó que “por quinto mes consecutivo, la producción no convencional disminuyó más que la convencional”, revirtiendo la tendencia de año anteriores.

La entidad dirigida por Jorge Lapeña, ex secretario de Energía durante la Presidencia de Raúl Alfonsín, indicó que si bien la caída de la producción de gas natural cayó 9,6% respecto de marzo de 2020, el retroceso fue mayor entre los no convencionales (-10,9%) que entre los convencionales (-8,6%).

“Es importante destacar que la medición interanual de marzo de 2021 se compara con marzo de 2020 que tuvo 11 días de cuarentena estricta”, destacó el IAE.

La diferencia se profundiza si se considera la producción móvil de los últimos doce meses: el descenso general fue de 10,8%, con un retroceso del 9,2% en convencionales y 13% en los no convencionales.

En el caso del petróleo, la producción se retrajo 4,4% en marzo y 7,4% en el promedio móvil de los últimos doce meses, aunque con una evolución diferente a la del gas.

Al respecto, hubo una baja en la producción de crudo convencional del 10,6% en marzo y del 13% en los últimos 12 meses, mientras que en la producción no convencional (24% del total) se incrementó 14.7% y 14.1%, respectivamente.

La cuenca neuquina, donde se encuentran la mayoría de los desarrollos no convencionales, fue la de mayor caída anual del país mostrando una reducción en su producción del 10,4% en marzo y 13.2% en doce meses.

IAE precisó que “la producción total acumulada durante los últimos doce meses se redujo 10,8%”, pero en el caso específico de YPF la caída fue del 23,1%, “explicando el 65% de la caída de la producción total de gas en el período y el 87% de la reducción de las tres principales productoras”.

“YPF y Tecpetrol representan el 60% de la producción de gas de Vaca Muerta, y explican la caída de la producción de esta formación en los últimos doce meses ya que, en ausencia de estas empresas, la producción en la formación aumentó 15,3% aportando 1,5 MMm3/d adicionales”, completó la entidad.

En cuanto a la demanda, en marzo las ventas de naftas y gasoil aumentaron 7,9% y 30,1% en el promedio móvil de los últimos doce meses, si bien IAE remarcó la baja base de comparación que representó marzo de 2020, “con 11 días de cuarentena estricta”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here