La reconstrucción de la UCR comenzó a los tumbos

El concejal Guillermo Monzani se fue cascoteando el rancho de uno de los sectores que se enfrentarán en la interna de marzo.

Guillermo Monzani junto a Claudia Argumero Foto Twitter ED



NEUQUÉN (ED). — La deserción de Guillermo Monzani de uno de los sectores que buscan conducir la UCR neuquina, no hace más que desnudar las debilidades de lo que alguna vez fue la orgánica centro derecha local, golpeada en su línea de flotación tras la partida de su conductor natural, Horacio “Pechi” Quiroga.

“Los cementerios están llenos de indispensables”, ironía a la que se apela para reiterar aquello de que “todo pasa”. Sin embargo, el sector no ha logrado acomodar las piezas y -sin alguien que imponga orden- mira con preocupación el crecimiento de la Democracia Cristiana, que conduce el ex gobernador Jorge Omar Sobisch. Por estos días, la concejal Nadia Márquez y su referente, avanzan en una exitosa campaña de afiliación.

“Estoy convencido de que ser una oposición responsable es cuidar los intereses de los ciudadanos, acompañar lo que se hace bien y ayudar a corregir los errores, dejando de lado las mezquindades políticas que tan mal le hacen a nuestra sociedad”, dijo el concejal Monzani en su queja hecha pública.

“El sector de la UCR al cual pertenezco se presentará con la lista Celeste y Blanca y lamento tener que decir que no me siento representado, porque lo que menos observo es un proyecto para mejorarle la vida a los neuquinos”, agregó.

Monzani completó el mandato de Quiroga en la Intendencia y fue hombre de confianza, a tal punto que le promovió para la presidencia del Concejo. El sector del que se fue cascoteando el rancho es el que encabeza Juan Peláez.

Peláez propende que la UCR siga atada a Juntos por el Cambio, y advierte que un giro de rumbo podría llevarla a convertirse en colectora del MPN, casualmente, un sector que coquetea con Monzani desde hace tiempo.

Sin Quiroga, Juntos por el Cambio no ha logrado articular (más allá de las acciones y expresiones que bajan con letras de molde desde la conducción nacional del PRO). La dispersión se constata de modo fehaciente en el Concejo Deliberante capitalino, donde tiene variopintas expresiones: Juntos por el Cambio-NCN (José Luis Artaza), Juntos por el Cambio-PRO-Somos Neuquén (Marcelo Bermúdez y Jorge Lara) y Juntos por el Cambio-UCR (Jorgelina González, Rocío Casamayor y el propio Monzani).

La lista que compite contra la Celeste y Blanca -aquella de la que se bajó Monzani- es la Roja que tiene entre sus referentes a Yenny Fonfach, sobrina política de Quiroga e integrante como funcionaria de primera línea en sus gestiones. Lo que proponen es que la UCR recupere aquel protagonismo que la llevó a conducir los destinos de la ciudad capital.

“El 14 de marzo tenemos renovación de autoridades partidarias en la UCR distrito Neuquén. Como siempre nos enseñó Pechi nuestro desafío es el éxito”, resumió Fonfach. “Hemos podido juntos conformar muchos comités locales que tienen serias intenciones de ser parte de una propuesta política, sin mezquindades, sin personalismos, sin cometer los mismos errores que nos llevaron a perder intendencias”, agregó.

El año en el que la UCR comenzará su reconstrucción es electoral, y tras la definición de las autoridades partidarias vendrá el armado de listas para concejales y diputados nacionales; también las conformaciones de alianzas estratégicas -o en todo caso electorales-; dicen que lo que alarmó a Monzani y mantiene con la guardia a Fonfach es la posibilidad de que, sin Quiroga, les digiten los candidatos desde Buenos Aires y que esos candidatos sean del PRO.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here