Senado: Se vota el proyecto que divide un país

La pelea es voto a voto por los últimos legisladores indefinidos. El debate por la ley del aborto se iniciará a partir de las 16 y se estiraría hasta la madrugada.

:Manifestantes que rechazaban ayer el proyecto de legalización del aborto Foto:NA:Damian Dopacio



BUENOS AIRES (NA) — El Senado volverá a tratar hoy un polémico proyecto del aborto. A escasas horas del inicio de la sesión los bandos “verde” y “celeste” no se sacaban prácticamente diferencias y la pelea es voto a voto por los últimos legisladores indefinidos.

El debate se iniciará a partir de las 16 y se estiraría hasta la madrugada ya que por la relevancia del tema, la gran mayoría de los senadores se anotará para justificar el voto.

Si bien algunos senadores pedían cambios en la iniciativa para dar la aprobación, el Gobierno negó esa posibilidad ya que las modificaciones devolverían el proyecto a Diputados y eso frustraría la intención de que la iniciativa sea ley antes de fin de año.

Por eso, el Poder Ejecutivo solamente está abierto a negociar retoques en la reglamentación de la ley.

Durante la sesión habrían dos senadores ausentes: el tucumano José Alperovich, en uso de licencia extraordinaria hasta el 1 de enero por una denuncia por presunto abuso sexual contra una familiar, y del ex presidente Carlos Menem, quien se encuentra internado y en coma inducido, pese a haber experimentado una leve mejoría.

De todos modos, persisten las dudas acerca de si tanto Alperovich como Menem, ambos “celestes” que en 2018 votaron en contra, podrían llegar a votar de forma remota.

En el lote de los senadores indefinidos se encuentran los entrerrianos Edgardo Kueider (Frente de Todos) y Stella Maris Olalla (UCR).

La rionegrina Silvina García Larraburu había votado en 2018 en contra, pero habría sido convencida por sus pares kirchneristas para que esta vez vote a favor de la iniciativa.

Más incierto es lo que hará Alberto Weretilneck, quien en el último plenario de comisiones reclamó modificaciones a la ley.

Desde la Rosada lo llamaron para pedirle que reconsidere su postura, asegurando que sus reparos serían atendidos en la reglamentación de la ley.

Uno que podría seguir el mismo camino que García Larraburu es el salteño Sergio “Oso” Leavy (Frente de Todos), quien mantuvo dos jueves atrás con el presidente Alberto Fernández, quien le pidió explícitamente que reconsiderara la postura.

“Tengo convicciones personales pero también está lo que uno representa”, explicó Leavy, preparando el terreno para un posible voto a favor.

La neuquina Lucila Crexell es otro de los votos que siguen en disputa. Se mantiene firme en que la legalización y despenalización debería regir hasta la semana 12 y no la 14 como está previsto en el proyecto en consideración.

El catamarqueño Oscar Castillo (UCR) había votado a favor en 2018, pero ahora guarda silencio y podría llegar a abstenerse.

La cordobesa Laura Rodríguez Machado, quien dos años atrás había estado a favor, sorprendió al no firmar el dictamen de mayoría a favor de la legalización.

En caso de paridad de votos, la encargada de desempatar y resolver la contienda será Cristina Kirchner, quien votaría a favor del voto legal.

Archivo organizaciones realizaban un pañuelazo. Foto NA: Damián Dopacio



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here