Regularán la internación de pacientes de otras provincias

Adrián Lammel confirmó que continuarán recibiendo pacientes con patologías complejas, pero no cuadros que puedan ser atendidos en otros hospitales.

Hospital Castro Rendón Foto ED Sebastián Puentes



NEUQUÉN (ED) — El director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, informó que continuarán recibiendo pacientes con patologías complejas de otras localidades, dado que la institución pertenece a una red nacional de diagnóstico y tratamiento para tales situaciones; pero advirtió que no incorporarán pacientes de otras provincias cuyos cuadros puedan ser atendidos en sus hospitales, para evitar el colapso del sistema neuquino.

“Somos un hospital de alta complejidad y, previo a la pandemia, empezamos a trabajar con todo el sistema de salud privado y público, en el ministerio y en la subsecretaría, para organizarnos de cara a lo que se venía, tanto para los casos COVID como para los no COVID. Nos fuimos preparando teniendo ese horizonte, por lo que atendemos pacientes de fuera de la provincia, pero sólo a aquellos que sabemos que no pueden atender otros hospitales de la Patagonia”, afirmó Lammel al aire de RTN, esta mañana.

Esta semana el Castro Rendón recibió a una joven de Río Negro que dio positivo al testeo de coronavirus y atravesaba un embarazo de riesgo. “Tuvo su cesárea acá y estamos tratando a su hijo recién nacido con una patología compleja”, informó el médico y detalló que, por ejemplo, el centro de Salud provincial continuará recibiendo casos como cardiopatías congénitas, patologías urológicas y oncológicas en niños.

“La internación que tenemos es de alta complejidad y, sólo en algunos casos, son pacientes de otros puntos de la Patagonia, dado que podríamos colapsar inmediatamente y no podríamos atender a los neuquinos. Solamente internamos pacientes complejos, que necesiten asistencia respiratoria mecánica o a aquellos que necesitan una asistencia de complejidad intermedia. Los pacientes de baja complejidad están en otros hospitales de la región y también hacemos atención domiciliaria con un equipo itinerante”, comentó Lammel.

Asimismo, sostuvo que el fuerte incremento en la ocupación de camas en las áreas no destinadas a pacientes con coronavirus, como traumatología, clínica y cirugía, que actualmente rozan el 80%, se debió a que la unidad COVID, que cuenta con 39 cupos, se reforzó con camas trasladadas de las anteriores. “En la unidad COVID actualmente hay 13 pacientes internados con asistencia respiratoria mecánica y hay 15 pacientes en terapia intermedia, sin asistencia respiratoria.”, agregó.

Por último, el directivo sostuvo que la situación epidemiológica actual preocupa al personal de Salud pública, dado que matemáticamente, mayores contagios devienen en tasas más altas de internación y letalidad. Además, dio a conocer que ya han incrementado los hisopados y que, a partir del 1° de septiembre, reforzarán sus recursos humanos con trabajadores incorporados de la clínica CMIC.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here