Sospechan que el fracking produjo los sismos en Vaca Muerta

Tras los movimientos inéditos registrados durante la última semana y la suspensión de las actividades de Shell en Bajada de Añelo, especialistas de la UNCo estudian las causas.




NEUQUÉN (ED) — “Hasta que no se establezca una relación real entre la potencialidad de generar sismos por parte del fracking, mínimamente, un control o un freno tiene que haber. No pueden venir las empresas y fracturar la cantidad de veces que quieran en un pozo y meter toda la potencia de los equipos y hacer lo que ya sabemos tierra adentro. Hay que analizar el impacto ambiental y el Estado tiene que pedir informes serios”, expresó Javier Grosso, geógrafo de la UNCo, en relación a los sismos en Vaca Muerta.

De acuerdo a Grosso, desde el lunes 1° de junio hasta el sábado 6 se registraron 20 sismos, fenómeno inédito, que no había ocurrido nunca en los registros del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres). Como consecuencia, la multinacional Shell suspendió sus actividades de forma preventiva en el yacimiento Bajada de Añelo durante el fin de semana y hoy decidirá cómo avanzar.

Además, el geógrafo afirmó que la situación fue más notable con el freno en las actividades durante el primer período de la cuarentena, ya que al volver en el norte de Añelo, también se registraron sismos desde el 25 de mayo. Incluso, no sólo se registraron 20 sismos en una semana, sino que dos de ellos, en la semana pasada, fueron de 4,2° escala de Richter, y se dieron a escasos 10 kilómetros de Portezuelo Grande, un complejo hidroeléctrico importante de la zona.

“Lo llamativo es que el último gran sismo de 4,2° fue el sábado a las 5 de la mañana. Durante el fin de semana, cuando la petrolera anunció que suspendía sus operaciones de fractura, hasta este momento, no se han registrado sismos”, relacionó Grosso, en una entrevista con radio Calf.

“Venimos hace tiempo cruzando datos. Lo primero que hacíamos era cruzar los datos entre los pozos de fractura y la cercanía con los sismos, esos datos mostraban una relación de proximidad. Estamos procesando todavía, pronto estaremos publicando algunos informes”, anunció.

De acuerdo al especialista, esta es una situación que debe que preocupar no sólo a Shell, sino también a organismos del Estado.

“Shell no se rige por el Inpres, acá el Estado neuquino debería exigirle a la empresa que muestre todos sus informes sobre lo que sucedió para que hayan frenado la actividad. Ellos también trabajan con sismógrafos, el Estado debería preguntar qué registraron y dónde. Si el gobierno llega a tomar una determinación, es información pública, lo tendríamos que saber”, concluyó.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here