Hay preocupación por el hantavirus

Suman seis las víctimas fatales, mientras que el número de casos asciende a 17 en Chubut. En Neuquén no hay casos, pero Salud emitió recomendaciones.




(ED/NA) — Una enfermera jubilada murió esta madrugada afectada por hantavirus en el Hospital Zonal de Esquel y se convirtió en la sexta víctima fatal del virus en la provincia de Chubut, se confirmó oficialmente. El número de casos asciende a 17.

En Neuquén un guardaparques ingresó el 31 de diciembre al hospital de Cutral Co con fiebre y dolores musculares y permanecía internado aislado, en lo que se especulaba podría ser un caso de hantavirus y encendió las alarmas locales.

Desde 1996, la provincia del Neuquén se considera zona endémica de hantavirus, con una distribución de la zona de riesgo que abarca la precordillera y cordillera. Frente a la situación desde el ministerio de Salud neuquino emitieron una serie de recomendaciones que visiten o permanezcan en las zonas de riesgo.

Las personas más expuestas son los pobladores rurales, la población transhumante por la veranada, los que realizan tareas de desmalezamiento, limpieza de viviendas o galpones, los pescadores, los cazadores y los acampantes.

Este virus se encuentra en la orina, la saliva y la excreta del roedor. La vía más frecuente de contagio es por inhalación, al respirar el aire contaminado por el virus que eliminó el roedor en lugares abiertos o cerrados como huertas, pastizales, viviendas o galpones que hayan estado cerrados por varios meses, etcétera. Otras vías son las mordeduras y el contacto directo mediante el toque de roedores vivos, muertos o sus heces u orina.

Quienes hayan estado expuestos y expuestas a algunas de las situaciones mencionadas anteriormente y presenten síntomas como fiebre, dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal o diarrea, deberán consultar inmediatamente al centro de salud más cercano.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here