Volcó un micro en Mendoza

Tres personas murieron y unas dieciocho sufrieron heridas de distinta consideración




MENDOZA (NA) — Tres personas murieron y unas dieciocho sufrieron heridas de distinta consideración cuando el micro en el que viajaban hacia la ciudad de Mendoza cayó varios metros por la ladera de la montaña cerca de Uspallata.

El colectivo de la empresa Ahumada fue barranca abajo a las 6:25 de este domingo cuando transitaba a la altura del kilómetro 1155 de la ruta nacional 7, en plena Cordillera de los Andes.

El micro se dirigía de Santiago de Chile hacia la ciudad de Mendoza, pero la tragedia se desató a la altura de la zona conocida como Cabo Blanco por causas que aún no habían sido establecidas en la mañana de este domingo.

Fuentes policiales de la provincia de Mendoza informaron a la agencia NA que tres personas perdieron la vida y más de treinta sufrieron heridas de diversa consideración, por lo que fueron trasladadas al hospital de Uspallata.

En el micro que había partido a las 22 del sábado desde el Terrapuerto Los Héroes en Santiago viajaban en total dos conductores y unos 45 pasajeros.

El conductor del micro se encontraba ileso y demorado por la Policía, a disposición de la fiscalía interviniente para declarar qué fue lo que sucedió en el momento de la tragedia.

Según trascendió en las últimas horas, el chofer le habría pedido “perdón” al padre de uno de los chicos y enseguida habría confesado que se quedó “dormido”.

El hecho ocurrió en una zona de buena visibilidad y con buen tiempo.

Según la información preliminar no participaron otros vehículos en el accidente que ocurrió en una recta de la ruta.

Por otra parte, Jonathan Santibáñez, uno de los pasajeros que salió ileso, publicó en su cuenta de Facebook la dura experiencia que le tocó vivir en el micro.

“Ojalá puedan compartir este dolor más grande que viví hoy las 6 de la mañana. hasta cuando empresarios de buses de Chile van a parar con esta falta. Hasta ahora se están llevando 3 muertos en su conciencia transporte ahumada. por un conductor que se quedó dormido y nos fuimos al precipicio. Agradezco a la vida que estoy para contarlo, pero hoy una madre se queda sin sus dos hijos.  Todavía no me puedo sacar en mi mente los gritos los llantos y la sangre”, contó Santibáñez en la red social.

Uno de los pasajeros que salió ileso, publicó en su cuenta de Facebook la dura experiencia que le tocó vivir en el micro.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here