A ocho años de la gloria y de la mano del Patón 

El 13 de agosto de 2014, San Lorenzo venció 1 a 0 a Nacional de Paraguay en el Nuevo Gasómetro con gol de Néstor Ortigoza de penal para ganar por primera vez en su historia la Copa Libertadores.

Festejo de San Lorenzo campeón de la Libertadores Foto NA



BUENOS AIRES (NA). — El 13 de agosto de 2014, San Lorenzo le hizo un guiño a la historia de la mano de Edgardo Bauza y consiguió su primera Copa Libertadores de América al vencer por 1 a 0 a Nacional de Paraguay, en una disputada final en el estadio Nuevo Gasómetro ante más de 45.000 personas que dijeron presente en busca del sueño.

El único gol del encuentro lo marcó el mediocampista Néstor Ortigoza, que en la actualidad forma parte del plantel del “Ciclón”, de penal a los 34 minutos del primer tiempo en un duelo parejo que se abrió a partir de una mano en el área tras un disparo del uruguayo Martín Cauteruccio.

Así finalizó el camino hacia la gloria del conjunto de Boedo, aunque había comenzado con más dudas que certezas: en fase de grupos debutó con una derrota en Brasil ante Botafogo, luego venció 1 a 0 a Independiente del Valle de Ecuador y el panorama se complicó con un empate 1 a 1 con Unión Española de Chile como local.

En la segunda rueda, el elenco chileno se impuso por 1 a 0 sobre el elenco azulgrana y lo dejó contra las cuerdas, obligado a derrotar a Independiente del Valle en la fecha siguiente como visitante.

No obstante, cuando el equipo de Bauza se aferraba al triunfo, un gol agónico de los ecuatorianos después de un penal ocasionado por Emmanuel Mas obligaba a San Lorenzo a ganarle a Botafogo en el Bajo Flores para avanzar a octavos. Y así lo hizo, aunque el suspenso se extendió hasta el último segundo.

Es que el “Ciclón” se impuso por 3 a 0 con un gol de Héctor “Tito” Villalba y un doblete de Ignacio Piatti, mientras que Unión Española venció 5 a 4 a Independiente del Valle en un encuentro de película para permitirles a los dirigidos por el “Patón” lograr la clasificación gracias a la diferencia de goles.

A partir de allí, a su juego lo llamaron a Bauza, que ya se había consagrado en 2008 con Liga de Quito en el certamen continental. San Lorenzo eliminó a Gremio por penales y luego a Cruzeiro al ganar 1 a 0 en el Nuevo Gasómetro y empatar 1 a 1 en Brasil.

Llegaron las semifinales, donde se enfrentó con el sorprendente Bolivar de Bolivia, al que vapuleó en la ida en casa por 5 a 0 y lo dejó en el camino pese a caer por 1 a 0 en la altura de La Paz.

En el cruce decisivo con Nacional, el elenco argentino empató 1 a 1 en suelo paraguayo de la mano de Mauro Matos y llegó a la revancha en el Nuevo Gasómetro con el nerviosismo que acarreaba la posibilidad de hacer historia. Algo que finalmente sucedió con el gol desde los doce pasos de Ortigoza que le permitió a San Lorenzo romper el maleficio y llevarse la Copa Libertadores a las vitrinas de Boedo.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here