Le recordaron a Gaido, la otra cara de Neuquén capital

Denunciaron la “precariedad en las que se encuentra el conurbano neuquino.

Crouzeilles al 5500 de Neuquén capital. Foto ED




NEUQUÉN (ED) — Mientras el intendente presenta la estatua de un dinosaurio, a lo que sumará mañana la inauguración de una calesita, muchos barrios del oeste neuquino naufragan en el olvido. Carecen de conexión al gas natural, electricidad, cloacas y sus calles permanecen cubiertas de barro, aún una semana después de la lluvia. Son una postal triste y real de una ciudad que también es Neuquén capital.

El ex intendente de Cutral Co y precandidato a gobernador, Ramón Rioseco, visitó este viernes la ciudad de Neuquén y aprovechó la oportunidad para recordarle a Gaido, que el superávit festejado por su gestión también tendría que darle respuesta a todos los vecinos, y no solo a una parte.

Rioseco lamentó la “precariedad en las que se encuentra el conurbano neuquino” y expresó que “es muy doloroso ver tamaña ciudad con 20 años de atraso y eso nos duele porque es nuestra capital, la de todos los neuquinos”.

Más lejos de una versión patagónica de los Emiratos, Rioseco recordó que su proyecto político apunta a que la más importante de Neuquén sea la capital de la Patagonia”.

“Esta a la vista de todos cómo se construyen torres y colapsan las cloacas porque nunca se planificó el crecimiento, acá siempre hubieron muchos negocios inmobiliarios entonces como esperan que no hayan tomas”, reflexionó.

“Para nosotros el acceso a la tierra es un derecho fundamental para el ser humano, queremos que los neuquinos puedan vivir en familia bajo un techo digno y con todos los servicios”, agregó.

Por último sostuvo que “a lo largo de todos estos años hemos visto como los opositores sistemáticamente o se jubilan o se venden y eso nos da cada vez más fuerza para seguir adelante construyendo una alternativa de oposición seria y responsable”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here