A las piñas en el subsuelo del municipio capitalino

Inspectores de Tránsito en retención de tareas recibieron una visita del gremio municipal Sitramune que terminó a los golpes.

Municipalidad de Neuquén Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED). — Un escándalo pleno de insultos, reproches, empujones y hasta alguna que otra escena de pugilato ocurrió hoy en el subsuelo del municipio neuquino.

Allí personal de inspectores de tránsito que realizaban una retención de tareas se cruzaron con personal del gremio municipal de (Sitramune) que no acompaña el reclamo. Vale recordar, que el gremio municipal con el cambio de gestión municipal, mantiene una relación de idilio con Gaido y los miembros de su Gabinete.

Dos mujeres que se identificaron como Edith Carrasco y Pilar Mardones, delegadas de los inspectores de Tránsito- aseguraron, en declaraciones con una emisora radial, que fueron increpados y hasta golpeados por personas con cargos de representación en el gremio y ya se avanza en las denuncias penales.

El reclamo de mejores condiciones de trabajo -incluido el pedido de un baño- derivó en las medidas de fuerza. Se trata del pedido de un baño químico para poder resistir las largas horas de controles de alcoholemia a la intemperie.

La inspectora Rocío Paredes denunció que se trata de “un hecho de violencia terrible contra los trabajadores” y advirtió que tuvo que salir corriendo y pedir ayuda a la Policía frente a la situación.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here