Aprobaron el impuesto a las grandes fortunas

El proyecto tuvo 133 votos a favor contra 115 en Diputados. Hubo dos abstenciones, ambas de la Izquierda.

La Cámara de Diputados aprobó durante la madrugada de este miércoles el proyecto de ley Foto NA



BUENOS AIRES (NA) — La Cámara de Diputados aprobó durante la madrugada de este miércoles el proyecto de ley de Aporte Solidario y Extraordinario para aquellos patrimonios que sean superiores a los 200 millones de pesos.

El proyecto de ley ya enviado al Senado, busca recaudar alrededor de 300 mil millones de pesos para ser utilizado con fines sociales y sanitarios, vinculados con la pandemia de coronavirus.

El proyecto impulsado por el Frente de Todos tuvo 133 votos a favor contra 115, 19 correspondientes a otras bancadas entre ellos dos radiales: los jujeños Gabriela Burgos y Jorge Rizzotti. En la votación hubo dos abstenciones, ambas de la Izquierda.

El debate en la Cámara de Diputados se prolongó durante 13 horas, luego de haber comenzado a las 14:30 del día martes.

El llamado impuesto a la riqueza debería ser pagado, en caso de convertirse en ley, por unas 10 mil personas, según los datos aportados por AFIP.

La sesión comenzó con un alto grado de tensión con acusaciones cruzadas entre el oficialismo y la oposición. Se aplacó un poco cuando comenzó el debate concreto del proyecto sobre grandes fortunas, cuya presentación recayó en el presidente de la comisión de Presupuesto y miembro informante del Frente de Todos, Carlos Heller.

El economista y autor del proyecto aseguró por videoconferencia que el proyecto “no está pensado contra personas determinadas”.

“Estamos frente a una situación de emergencia que es lo que le da la situación de excepcionalidad, extraordinario. Y es por única vez, porque se pretende -con sustento en los principios constitucionales de solidaridad- alcanzar a personas humanas titulares de grandes fortunas”, afirmó.

Por su parte, Luciano Laspina (PRO) consideró que la iniciativa impulsada por Máximo Kirchner consagra una “lógica de pegarles un tiro en los pies de los empresarios que tienen que empujar del carro en la salida de la pandemia” de coronavirus.

El santafesino consideró que el “impuesto a la riqueza” es “confiscatorio” porque hay una absorción por parte del Estado de una parte sustancial de la renta o la propiedad”, argumentó.

“A la gente más humilde no le preguntaron si podía aportar más durante esta crisis, ya lo hicieron. Es un momento de elegir a la patria o al patrimonio”, señaló más tarde el diputado del Frente de Todos Itai Hagman.

Por su parte, Nicolás del Caño justificó la abstención del Frente de Izquierda al opinar que la iniciativa de impuesto a las riquezas es el “camuflaje de un ajuste contra el pueblo” que se lo quiere “presentar como algo revolucionario”.

“Es un proyecto que recauda muy poco y es un engaño que intenta ocultar esta farsa”, indicó.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here