Fernández ironizó con el “virus de las malas políticas”

"Nosotros tuvimos otra pandemia que no fue un virus, que fue el endeudamiento. Cuando llegamos, la economía estaba virtualmente destruida”, señaló el presidente que volvió a criticar a Macri.

El presidente Alberto Fernández. Foto NA



BUENOS AIRES  (NA) — El presidente Alberto Fernández reiteró hoy sus críticas a su antecesor, Mauricio Macri, a quien acusó de contagiar al país con “el virus de las malas políticas”, a la vez que destacó que el acuerdo con los bonistas hizo que la Argentina “gane autonomía y capacidad de decidir”.

“Ahora nos sacamos el peso de la deuda. Entre el año 2020 y 2025, Argentina tenía que pagar 45 mil millones de dólares. Ese dinero impedía que todas estas obras se pudieran hacer. Impedían que pudiésemos pensar que podíamos hacer el año entrante. Todo eso hoy desapareció y ganamos autonomía y capacidad de decidir”, subrayó el mandatario nacional.

En videoconferencia con los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; de San Juan, Sergio Uñac; de Corrientes, Gustavo Valdés; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; y de Santa Cruz, Alicia Kirchner; el jefe de Estado remarcó: “Junto a los gobernadores estamos haciendo el país que soñamos. El 10 de diciembre todos sentimos que enfrentábamos un desafío muy difícil, porque teníamos un país en quiebra y altamente endeudado, pero con todos los sueños de ver cómo rápidamente podíamos poner de pie al país”.

Desde la Quinta de Olivos, Fernández afirmó que la pandemia de coronavirus “condicionó y condiciona mucho” al Gobierno y volvió a cuestionar a Macri: “Nosotros tuvimos otra pandemia que no fue un virus, que fue el endeudamiento. Cuando llegamos, la economía estaba virtualmente destruida. Esa realidad la había determinado el virus de las malas políticas”.

Durante el evento, el gobernador Uñac le planteó al Presidente la necesidad de construir una nueva cárcel en su provincia, tras argumentar que su administración “no puede construir sola”.

“Hay que hacerlo”, le dijo el jefe de Estado, y expresó: “Es una preocupación que Axel también me planteó para la Provincia de Buenos Aires. Como bien decías, soy un hombre del derecho. Las leyes se respetan. Cuando se infringe la ley, hay que pagar las consecuencias”.

Según dijo, hay que “tener cárceles dignas que no se conviertan en un tormento sino que sirvan realmente para hacer reflexionar a quienes hayan infringido la ley para el día que recupere su libertad”.

“En campaña, hicimos un homenaje a mi maestro en el derecho Esteban Righi. Él decía que un país se mide por la condición de sus cárceles. Estamos bochados en esa materia. Cada uno se tiene que hacer cargo de los delitos que comete, pero no puede ser una tortura mayor que estar encerrado”, consideró el mandatario nacional.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here