Gastronómicos y hoteleros siguen muy complicados

Hoteleros y gastronómicos lograron la habilitación de sus actividades, pero con la pandemia aún limitando la vida pública, entienden que no podrán remontar su situación económica.

Hotel del Comahue Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED) — A pesar de las nuevas medidas que anunció el Ejecutivo provincial y que atañen a sus actividades, desde la Asociación Hotelera Gastronómica de Neuquén informaron que no se experimentó una mejora en sus ingresos y que, si todo sigue igual, no creen que vaya a suceder durante agosto.

El presidente de la Asociación, Gustavo Ammann, explicó esta mañana en comunicación con radio Capital que, con la habilitación de la actividad hotelera exclusivamente para trabajadores esenciales, no se verá incidencia alguna en su economía. “La imposibilidad de circular por vía aerocomercial, transporte interprovincial o particular, con limitaciones en las fronteras, totalmente restringen a la hotelería de comenzar a trabajar. Mientras que no tengamos gente circulando por Neuquén, obviamente la actividad será cero”, afirmó.

“En la cordillera la expectativa que hay es con la recreación, el turismo invernal puede generar alguna movida social, que en última instancia podrá suscitar actividad gastronómica, pero yo creo que no va a ser significativa. Además, la gente no va a parar en hoteles, si son de localidades cercanas”, añadió, en consideración de la flexibilización al interior de la provincia, donde se abrió el turismo por microrregiones.

Respecto a los anuncios realizados hoy por el gobierno provincial, sobre los nuevos horarios y apertura del salón en comercios gastronómicos, Ammann dijo que su objetivo es lograr una prolongación en el horario de cierre, actualmente dispuesto a las 22. “La característica argentina es de salir a cenar, más que a almorzar, y encima tenemos la costumbre de cenar tarde. Es muy raro que estemos comiendo antes de las 21. En estas condiciones es difícil lograr un turno, si a las 22 los clientes ya deben estar en sus casas”, analizó.

“En junio el gobierno habilitó la actividad y los resultados fueron muy malos, significó solamente un incremento del 12,8% de la actividad en el sector. El objetivo es seguir avanzando y lograr que se extienda hasta las 23, mínimamente”, planteó el presidente de los gastronómicos. A esto, se le sumó la restricción para circular por terminación par o impar del DNI, dificultando aún más que los neuquinos y neuquinas se acercaran a beber o comer, en el marco de la pandemia.

Asimismo, Ammann se refirió a las ayudas del Estado nacional, considerando que han estado “en líneas generales, presentes, pero con algunas dificultades para aplicar cobertura del ATP en la totalidad del personal de algunos establecimientos”. Sin embargo, destacó que la última disposición, que establece el aporte de los ATP hasta diciembre, ha dado una tranquilidad temporal.

“De todas formas, hay un monto muy importante que los empresarios tenemos que atender, porque esto es una cobertura parcial e intermitente. Consecuentemente, hay una situación muy complicada en el sector porque hay pérdidas importantes todos los meses, producto de lo laboral, lo tributario y servicios públicos. Las eximiciones son sólo para comercios de baja intensidad y lo único que surgen son créditos a tasas blandas, pero que significan aún más endeudamiento del que ya tenemos desde marzo”, concluyó el referente.

La apertura no significó mayores ingresos / Foto Sebastián Puentes ED


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here