Buscarán mantener la normalidad en Balsa Las Perlas

El delegado municipal Carlos Aimasso expresó que, si bien la mayor preocupación actualmente es el desabastecimiento, aquello no será un problema, a pesar del cierre de puentes interprovinciales.

Control Balsa Las Perlas Foto gentileza ED



NEUQUÉN (ED) — Para evitar que el estigma quede impregnado a Balsa las Perlas, el delegado municipal Carlos Aimasso comunicó en La Red que las medidas sanitarias y de precaución allí tenían alto acatamiento, al igual que Neuquén capital. Si bien hay una preocupación general por el ingreso de camiones a proveer los comercios de la zona, el municipal recordó que todo se ha normalizado.

Aimasso, además, aclaró que al inicio de la emergencia sanitaria Balsa Las Perlas ya vivió una situación similar de aislamiento comunitario, durante la cual no hubo problemas de abastecimiento, ya que los camiones proveedores están exceptuados. “Los dueños con licencias comerciales al día podían ir a comprar a Neuquén, siempre se abastecieron”, completó, en el marco de la medida de cierre de puentes interprovinciales tomada por el gobernador Omar Gutiérrez, que se implementará mañana.

Sobre los principales afectados por la noticia de los nuevos contagios de coronavirus, dijo que “la policía sintió el cimbronazo durante los primeros días de la noticia y hubo que incorporar gente, creo que los trasladaron de diferentes comisarías de la zona. Ayer ya había control en el puente”. Asimismo, recordó que “la gente está sorprendida” y que la exigencia más popular es el cierre de entradas y salidas de la localidad.

“Los casos confirmados no están en Las Perlas, sus familias sí, pero ellos están en Neuquén,y el impacto fue en el ánimo de todos”, analizó Aimasso. “Por lo general, los horarios de apertura y cierre de comercios se cumplían, a partir de esa hora había muy poco movimiento. La gente anda casi toda con barbijos, menos algunas excepciones, al igual que en Neuquén y Cipolletti”, agregó el municipal, sobre la situación previa al foco de coronavirus generado por falta de respeto a los protocolos.

Sobre el trabajo de la municipalidad, manifestó que sus actividades continuaron durante la cuarentena, con diez empleados. También continuaron avanzando con proyectos de servicio de luz, agua potable y cloacas a diferentes barrios y con recolección de residuos tres veces por semana, ya que “por supuesto, esto fue un golpe muy fuerte, pero la vida sigue y tenemos que trabajar”, afirmó.

A modo de conclusión, el municipal reflexionó que la última propagación del virus “en el fondo, es bueno porque va a generar que la gente se cuide mejor. En el último tiempo se habían relajado un poco, no sólo en Las Perlas, sino en todos lados. La gente creía que esto ya estaba y, lamentablemente, lo vamos a tener un tiempo muy prolongado”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here