Sánchez: “Nadie quiere la violencia”

El diputado nacional denunció que la ideología de género predomina en el actual ministerio de la Mujeres y cuestionó al INADI por su agenda ideológica.

Diputado Francisco Sánchez Foto Archivo Neuquén ED



NEUQUÉN (ED) — El diputado nacional de Juntos por el Cambio, Francisco Sánchez, aclaró que “todos estamos de acuerdo en luchar en contra de la violencia” pero cuestionó el adoctrinamiento de género que se hace a partir de la ley Micaela y responsabilizó al Estado por permitirlo.

Evaluó que “la ideología de género predomina en el actual ministerio de la Mujeres, y define ciertas cuestiones que son anti naturales y científicas”.

En diálogo con AM550, el legislador consideró que las personas deberían recibir solo “contenidos que estén vinculados a protegernos de la violencia en general: la violencia hacia las mujeres, la violencia institucional, a los niños y hacia los hombres. En esto tiene que trabajar el Estado y no adoctrinar a las personas”, enfatizó. 

Explicó que “ley Micaela que esta orientada a dos cuestiones, la primera que es muy noble y que estamos todos de acuerdo todos: luchar en contra de la violencia. Nadie quiere la violencia” pero cuestionó los contenidos y reclamó que “obliga a recibir conceptos que son anticientíficos”.

Aclaró además, que propondrá derogar “algunos artículos” de esa Ley que que considero “son nocivos”. 

Cuestionó también al “feminismo radicalizado de izquierda”, por reducir el debate de la violencia a la idea del “hombre que por una cuestión de jerarquía mata a la mujer” y aclaró que los hombres matan más hombres que mujeres.  

En esta línea, recordó que “muchas personas que dicen defender la violencia hacia las mujeres, como personas más vulnerables, son las mismas que proponen que se liberen a los violadores y asesinos. Yo soy muy coherente hay que luchar siempre por todo tipo de violencia y no por aquella que es conveniente para una ideología”, afirmó.

Tras el comunicado del INADI, repudiando sus declaraciones, Sánchez evaluó que “es una oficina que nos sale 600 millones de pesos por año, es muchísimo dinero y solamente sirve para esto, para acusar y ser una policía del pensamiento a las personas que piensan distinto”.

Finalmente, consideró que “no hay que preocuparse  por que las personas piensen y opinen, hay que preocuparse por las cosas graves que pasan, que están pasando hoy mismo. El INADI tiene una agenda ideológica como todo lo que ocurre con este gobierno nacional”, fustigó el legislador.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here