Gutiérrez, Pereyra y el Senado que viene

El MPN buscará retener sus bancas el próximo domingo. El gobernador acompañó a Pereyra en el cierre de campaña, convocó a la militancia a dar vuelta el resultado de las PASO y salir primeros. 




NEUQUÉN (ED) – Entonado por el envión anímico de sendas victorias en diferentes localidades y la recuperación de distritos importantes como Neuquén Capital y Zapala, el MPN buscará este domingo garantizar “la defensa de los intereses de los neuquinos” al retener la banca del senador Guillermo Pereyra, después de unas PASO donde el voto estuvo demasiado condicionado por la grieta nacional.

El gobernador estuvo presente en la caminata del cierre, que tuvo como epicentro el corazón del oeste neuquino. Allí estuvieron las organizaciones sociales y vecinales, las banderas azules y de diferentes sectores del partido provincial, que pese a las internas y diferencias se ha mostrado fortalecido a la hora de acudir a las urnas.

El MPN, el único partido provincial que continúa vigente tendrá el desafío de la boleta corta, con la posibilidad de meterse en el segundo lugar, desplazando a un espacio político que lideraba el ex intendente Horacio Quiroga, y cuya muerte reavivó la herida de un radicalismo que se siente demasiado incómodo en las pretensiones de Juntos Por El Cambio. 

En horas de la tarde, se conoció la decisión de la Cámara de respetar a Lucila Crexell como cabeza de lista relegando a Pablo Cervi. Lo que colocará un escenario más que atractivo para el domingo, juntando en competencia a quienes fueron juntos en la previa.

“Lo último que se nos ocurriría es cambiar de camiseta. En frente, en las otras listas, hay gente que ni siquiera ha tenido la dignidad de desafilarse del MPN y esto es lo que está en juego este domingo. Están prendidos a ver qué carguitos pueden agarrar”, ironizó Gutiérrez durante el acto en un claro mensaje a la otra vereda.

Las divisiones de Juntos parecen abrir la puerta a que se cumpla una vez más el “Neuquén para Neuquén”, apoyado todo por la mística ganadora de Gutiérrez y un MPN que no conoce de imposibles.

El desafío del domingo será poder introducir un concepto relativamente esquivo para el electorado neuquino: el corte de boleta. Una práctica sobre la que muchos reclamaron que faltó difusión y otros hasta sugirieron repartir boletas con tijeras, una pequeña inversión, para evitar un gran dolor de cabeza.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here