Ciapponi aseguró que CALF “no tiene ningún problema”

El presidente de la Cooperativa neuquina pidió a funcionarios municipales y provinciales que trabajen en la disminución de impuestos que aparecen en las boletas.




NEUQUÉN (ED) – Sin pelos en la lengua, el responsable de la Cooperativa Eléctrica neuquina, Carlos Ciapponi, se refirió a distintos temas y primero llevó tranquilidad sobre la deuda con CAMMESA, que ya está arreglado. “Lo conseguimos de una forma poco ortodoxa”, reconoció.

Las declaraciones las realizó ayer durante la firma de un convenio con el titular del ISEI, José Luis Lozano.

Ciapponi destacó que la deuda se originó a partir de la política implementada por CAMMESA y que, lejos de contemplar a las cooperativas más chicas, directamente les dijo: “Si podes pagar, pagalo”. Fue a partir de ese momento que CALF entró en problemas y fueron necesarias varias gestiones, que no dieron resultado porque “fui dos veces y no me atendió nadie”, recordó.

Ante esa actitud, Ciapponi no insistió más y además, entendió que se trataba de un problema enteramente de carácter político.

Después vinieron los aumentos de tarifas y CALF quedó en el medio aunque de forma arriesgada porque decidió mantenerlas sin cambios “durante siete meses”, destacó el titular de la cooperativa.

Finalmente, se produjo un esperado encuentro con el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, quien se reunió dos veces con Ciapponi y le dio la garantía de que el tema de la deuda con Cammesa se iba a resolver con un amplio plan de pagos. De igual modo, el responsable de CALF manifestó que la confirmación oficial será anunciada por el gobernador provincial Omar Gutiérrez.

En cuanto a la tarifa que hoy abona el vecino, resaltó que muchos “no pueden pagar porque el incremento fue salvaje”. Enseguida, despotricó contra autoridades municipales y provinciales, que no hacen nada para sacar impuestos y permitir reducciones.

También hubo un tirón de orejas para los candidatos a intendente, que podrían juntarse y acordar gane quien gane un plan, que requiere solo “sentarse diez minutos”, indicó Ciapponi. “Terminemos con eso de que la culpa es de CALF”, lanzó muy enojado, y aseveró: “CALF no tiene ningún problema”.

Finalmente, reiteró que la situación es muy grave y “el problema es que muchos argentinos no pueden pagar un servicio social”. Pidió a legisladores y concejales que trabajen en las urgencias como garantizarles la luz a familias con pacientes que necesitan permanentemente el suministro eléctrico y resaltó que, en las oficinas de CALF, “siempre se da alguna respuesta al vecino”.




DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here