Caso Guadalupe: 400 gendarmes y policías realizan nuevos rastrillajes 

Al cumplirse 10 meses de la desaparición de la niña, su madre contó en sus redes sociales que recibió una nueva carta con datos sobre el supuesto paradero de la menor.

Operativos por Guadalupe Foto NA



BUENOS AIRES (NA) — Unos 400 gendarmes, además de policías federales y de San Luis realizaban nuevos rastrillajes en un descampado cerca de la casa de la tía de la pequeña Guadalupe Lucero, quien permanecía desaparecida desde el 14 de junio del año pasado en esa provincia.

Los procedimientos se llevaban a cabo a pie desde las 8:30 de este martes en una zona de 60 hectáreas en donde el objetivo es localizar rastros y descartar o afianzar una de las líneas de investigación.

Según informó el Ministerio Público Fiscal de la Nación, la medida, que se extenderá hasta el próximo viernes, había sido ordenada el pasado 5 de abril por el equipo fiscal, integrado por Cristian Rachid, Leonel Gómez Barbella, Marcelo Colombo y Alejandra Mángano.

El procedimiento se realizaba con la coordinación del Ministerio Público Fiscal y de las antropólogas de la Colectiva de Intervención ante las Violencias, cuya colaboración en la causa fue requerida en noviembre pasado.

Esta institución efectuó la propuesta para la cobertura del terreno rastrillado.

El rastrillaje se llevaba a cabo en el descampado colindante al domicilio situado en la casa 5 de la manzana H del barrio 544 viviendas, con el objeto de identificar espacios potenciales de peligro para la niña, restos humanos e indumentaria.

El equipo fiscal informó que la finalidad de esta nueva búsqueda es agotar la posibilidad de obtener elementos de interés en la extensión territorial adyacente a la manzana donde se perdió el rastro de la niña, a la luz de las hipótesis evaluadas en la investigación: accidente en la vía pública y sustracción no premeditada.

Los representantes del MPF indicaron que para eso se propuso una metodología orientada a descartar la línea investigativa que sugiere que la niña podría haber sufrido un accidente en el descampado mientras jugaba en la calle con otros niños y niñas.

La selección de la zona que se rastrillaba se delimitó a partir de los testimonios que señalaron que la niña se habría ido hacia el descampado, como el de una vecina que refirió que el 14 de junio de 2021, a las 19.30, aproximadamente, había escuchado “gritos como si fuera de una voz pequeña de nena muy infantil” que provenían de ese lugar.

Está es la segunda medida que se hace pública relacionada con la investigación y que lleva adelante la Justicia Federal desde septiembre del año pasado.

La primera fue la declaración de los familiares de la nena y de las personas que asistieron al festejo de cumpleaños de la tía de Guadalupe, momento en el que la menor desapareció.

Rachid había adelantado a la prensa local que iban a llegar unos 100 efectivos de la fuerza especializados en búsqueda de personas para hacer una búsqueda exhaustiva, sin máquinas, y con un recorrido a pie.

Y agregó que no ocuparán ningún otro elemento “con el fin de no destruir evidencia”, argumentó.

Días atrás, al cumplirse 10 meses de la desaparición de Guadalupe -hoy de 6 años-, la mamá de la niña, Yamila Cialone, contó en sus redes sociales que recibió una nueva carta con datos sobre el supuesto paradero de la menor.

En un posteo de Facebook, la madre denunció que el pueblo de Anchorena -donde supuestamente estaría Guadalupe- “corrió” a la familia.

“Nuestra intención es buscar a Guada”, expresó la mujer, quien agregó: “Ayer 14 (de abril) recibí de nuevo otra carta por Correo Argentino, es la tercera que llega a mi domicilio…. Dicha carta viene desde Bahía Blanca, la cual menciona una dirección de Anchorena, San Luis”, sostuvo Yamila en su publicación.

“En dos oportunidades les avisé a (la Policía) Federal porque junto a esa carta me llegan llamadas anónimas a mi celular y nadie me habla del otro lado, las llamadas siempre son cada una hora. Empiezan a las 23:00 hasta las 03:00 am”, explicó la mujer.

La mamá de Guadalupe aseguró haber mandado una de las cartas a la policía, a la cual no hubo respuesta.

Por ese motivo, la familia de la niña desaparecida decidió viajar al lugar para averiguar si realmente está allí.

Según relató, la gente que los recibió los “trató mal”, y no obtuvieron mayor información.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here