Goleó Boca y se lo regaló a su público, en La Bombonera

Venció a Lanús 4 a 2, el "granate" quedó con 26, y los locales sumaron 24.

Marcelo Weigandt de Boca festeja el gol del empate frente a Lanus, correspondiente a la 15 fecha de la Liga Profesional de Futbol. FOTO NA; Mariano Sánchez



BUENOS AIRES (NA) — En una actuación que por momentos despertó la admiración de los hinchas que pudieron regresar a la Bombonera, Boca venció hoy a Lanús por 4 a 2, en un partido correspondiente a la decimoquinta fecha de la Liga Profesional.

Lanús abrió la cuenta con un gol de Ignacio Malcorra, a los 18 minutos, pero Boca lo dio vuelta con los tantos de Marcelo Weingandt, a los 31, y Agustín Almendra, a los 38, todos en el primer tiempo.

En el complemento el “xeneize” aumentó con un tanto de Luis Vázquez, mientras que la visita se acercó en el marcador con un gol de Diego Braghieri, a los 37, pero Cristian Pavón selló con penal ya en tiempo de descuento.

Con esta victoria Lanús pierde terreno con respecto al líder River, que tiene 33 puntos y ahora el “granate” quedó con 26, pero Boca suma 24, y llegó a la sexta posición.

Las cosas parecían que iban a ser más complicadas para Boca, por el rival, pero tomó las riendas del partido y si bien no tuvo muchas situaciones, tenía el dominio.

Sin embargo, un desborde de la derecha terminó en un centro al corazón del área y Malcorra -de tres dedos- abrió la cuenta para la visita.

Boca no se quedó quiero y aparecieron los jóvenes baluartes de las inferiores para apoyar a un Cardona que se sentía algo incómodo, y que debió irse en el entretiempo por una lesión.

Un centro desde la derecha de Almendra encontró la cabeza de Weingandt y estableció el empate y casi en simultáneo, el propio Almendra robó una pelota en el mediocampo, avanzó y antes de entrar al área sacó un tremendo remate que dejó sin chances a Morales.

La ventaja en el resultado le hizo tener otra actitud a Boca, con el control del balón, buscando la desesperación rival, y tras un error de Sand, la pelota le quedó a Vázquez, quien con una frialdad tremenda dejó desairado a Burdisso y definió para el 3 a 1.

Pavón, con gran movilidad, el buen pie de Almendra y Molinas, y seguridad en defensa, aparte de control del balón y los nervios ajenos, le permitieron a Boca ser total dominador del encuentro.

Tal vez por algún cansancio, Boca dejó venir a Lanús que encontró un cabezazo de Braghieri a poco del final y eso envalentonó a los de Zubeldía para ir en busca del empate.

En el final, una corrida de Weingandt, derivó en un penal inexistente sobre él, que Cristian Pavón transformó en gol con un remate bajo a la izquierda.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here