Gaido y la frazada corta

El Ejecutivo no podrá avanzar en otros de sus ejes de discurso legislativo: el proyecto de enmienda (reforma) que no reuniría los votos suficientes para ser aprobado.

Mariano Gaido en el Concejo Deliberante Foto captura ED



NEUQUÉN (ED) — El intendente Mariano Gaido podría “freezar” su proyecto de enmienda de la Carta Orgánica, ante la inminente falta de acompañamiento de la propuesta. Sería a pocos días de realizar un anuncio con bombos y platillos en el Concejo Deliberante, y plantearlo como un eje de su discurso.

Las intenciones reformistas, que se vendieron como simple enmienda chocaron con propios y extraños en un derrotero que se aceleró cuando los mismos constituyentes salieron a pedir elecciones con nuevos convencionales.

La oposición ya había anticipado que eventualmente se judicializaría en caso de ser aprobado el proyecto de enmienda. Pese a ello, se revisó varias veces la calculadora y los números no dan.

Si bien el sector del PRO  -con Marcelo Bermúdez y Mario Lara- no lo hizo público, en los pasillos de calle Leloir se dice que no acompañarían ni su propia propuesta. Vale recordar que la presentó Bermúdez al principio de su gestión –con otros matices-, pero al ver el intento de aprovechamiento político habría desistido.

Como lo había anticipado, la concejal Nadia Márquez, la Democracia Cristiana (DC) no acompañará y también será difícil sacarle un voto a la izquierda. Muy lejos de los mejores momentos con el Frente de Todos, el oficialismo también se irá con las manos vacías de esos escritorios.

Restaría saber que pasará con la UCR divida y NC con votos a confirmar. Pero aún con los cinco votos del MPN, uno del FRIN, más tres de la UCR (en el mejor de los casos), más uno de LDS y uno de NCN, llegarían a 11 votos, se necesitan 12.

La frazada queda corta por donde se la mire.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here