La pesificación no se puede imponer por la fuerza

El economista Fernando Marengo advirtió que antes debe convencer a la gente de que "no la van a perjudicar con más inflación o una devaluación".

Casa de Cambio - Compra de Dólares. Foto Marcelo Capece.



BUENOS AIRES (NA) — El economista Fernando Marengo compartió el objetivo del gobierno de pesificar la economía, pero advirtió que antes debe convencer a la gente de que “no la van a perjudicar con más inflación o una devaluación”.

Marengo, economista jefe de la consultora Arriazu Macroanalistas, sostuvo que “para que la gente ahorre en pesos, la pesificación debe llegar por el convencimiento de la gente, y no imponerla por la fuerza”.

“Claramente se puede pesificar y hay que lograrlo, pero primero hay que resolver el tema de la inflación, porque si le preguntas a la gente por qué no quiere tener pesos, la respuesta es sencilla: porque la estafan con la inflación”, advirtió.

Añadió que para resolver el problema de la inflación “no hay que emitir más pesos que los que la economía demanda, no hay que tener déficit fiscal, bajar el gasto público y subir los ingresos”, en declaraciones a Eco Medios 1220.

Explicó que “en los últimos 70 años hemos tenido una inflación promedio del 65% anual, y esa es la historia por la cual el común de la gente no quiere tener pesos en el bolsillo”.

Dijo que los sucesivos gobiernos “han tenido compulsión por al déficit fiscal y no se puede tenerlo si hay alguien que lo financie con deuda o emitiendo pesos, que se compensa con la inflación”.

Señaló también que los sucesivos gobiernos “siempre tomaron medidas para tratar los síntomas de la inflación pero sin atacar el problema de fondo”.

“El problema es que la desconfianza crece cada vez que no se resuelve el problema de fondo, y por eso la gente no quiere los pesos y compra dólares”, añadió.

Marengo dijo que “el gran problema es cómo lograr un proceso de crecimiento sostenido que duplique el ingreso per cápita, y para eso hay que crecer 20 años seguidos al 4,5% anual”.

“Para lograr ese ritmo necesitamos invertir, y para eso hace falta un mercado de capitales domésticos. Para que la gente esté dispuesta a ahorrar tiene que tener confianza de que no la van a estafar con la inflación o con una devaluación”.

Marengo aseguró que el sistema bancario “está líquido en dólares y no hay ningún riesgo de problemas”, al descartar la posibilidad de una confiscación de depósitos.

Consideró, además, que “sería un grueso error político meterse con los depósitos en dólares”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here