Bullrich a Fernández: “Le están corriendo el arco”

La referente del PRO aseguró que el alargamiento de la cuarentena está "derrumbando" la economía. Reclamó información más sólida porque la llegada del pico de contagios se viene dilatando desde abril.

Patricia Bullrich Foto archivo NA: José Scalzo



BUENOS AIRES (NA) — La titular del Consejo Nacional del PRO, Patricia Bullrich, aseguró hoy que el alargamiento de la cuarentena está “derrumbando” la economía, en tanto que consideró que hay mucha “incertidumbre” ya que al presidente Alberto Fernández “le están corriendo el arco todo el tiempo” respecto a la llegada del pico de contagios.

“Lo que necesitamos respecto a la cuarentena es información más sólida. Cuando se planteó la cuestión, la cuarentena era para preparar el sistema de salud y el pico iba a ser la primera semana de abril. Ahora se habla de la segunda de junio y hasta agosto”, sostuvo la ex ministra de Seguridad.

En declaraciones radiales, la referente opositora se quejó de la falta de respuestas por parte del jefe de Estado al pedido de reunión con las autoridades de Juntos por el Cambio: “Hemos pedido dos reuniones al Presidente. No vamos a pedir una tercera porque evidentemente no tiene voluntad de darlas”.

“Es muy difícil poder trabajar con una información tan cambiante, como si nuestra información científica fuera de muy baja calidad. El Presidente dijo que no le importa cuánta cuarentena haya que hacer, mientras tanto la situación del país se derrumba”, cuestionó.

E insistió: “Nosotros creemos que esta situación, tal cual está, es de poca información, poco consistente. Se ve como si parte de la cuarentena hubiera sido tiempo perdido porque no se testeó en los lugares donde había concentración de gente”.

En ese sentido, Patricia Bullrich afirmó que “hay una gran incertidumbre y se esperan muchas semanas más de incertidumbre”, a la vez que se quejó de “el comité de infectólogos ha ido corriendo el arco cada vez que habló”.

Por otra parte, la ex ministra de Seguridad se refirió a los cruces que se dieron en las últimas semanas entre dirigentes bonaerenses y el Gobierno porteño y lamentó que “se generó una acusación sobre la Ciudad de Buenos Aires” que generó un “clima político” apto para que el mandatario del distrito, Horacio Rodríguez Larreta, diera marcha atrás con algunas de las flexibilizaciones que había implementado.

“Lo que estaba pasando en la Villa 31 también estaba pasando en otros lugares del Conurbano, en los que que no habían ido a testear”, consideró.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here