Estudios de pilates denuncian que el virus es selectivo

Reclaman que presentaron el protocolo a Provincia y Municipio, y no fueron beneficiados por la flexibilización.

Total Pilates Foto oficial archivo ED



NEUQUÉN (ED) – “Nos estamos fundiendo, ya es el tercer mes que estamos pagando el alquiler sin trabajar con una actividad que no es aeróbica”, afirmó María Eugenia Compañy, dueña de Total Pilates, un estudio neuquino que al igual que otros, convive con el parate de la cuarentena.

Compañy reclamó que presentó un protocolo de habilitación, a principio de mayo ante las autoridades provinciales, pero a la fecha, el sector no tiene novedades. Cerca de 20 espacios de la capital neuquina y otros de Zapala, San Martín de los Andes y Zapala se encuentran con las puertas cerradas.

“Queremos que nos respondan si no quieren abrir porque el virus es selectivo, que lo digan, pero no digan que no presentamos un protocolo cuando tenemos una nota firmada”, denunció Company que puso su queja en el edificio de Roca y Rioja. 

Informó además, que fue recibida por el intendente Mariano Gaido, y tendría además, el visto bueno del secretario Mauricio Serenelli,  pero desconoce las trabas por la cual el pedido, no habría superado la evaluación del Comité de Emergencia.

Cuestionó además, que las autoridades “se están tirando la pelota” y recordó que el pedido está en el COE desde 6 de mayo.

“Separamos maquinas, de nueve me quedé con seis, las chicas hicieron lo mismo. Algunas se adelantaron y compraron unos paneles de plástico, algunas ya dividieron, parecen hospitales”, ejemplificó sobre las medidas que tomaron para ajustarse.

Compañy explicó que se proponen trabajar cinco horas con cuatro personas, cada una con turnos de 40 minutos y 20 que demandará la limpieza. “Perdemos plata igual pero por lo menos es empezar a generar algo”, sostuvo.

También cuestionó la idea de promocionar los pilates on line y explicó que “es un método, donde la persona está con una máquina y la tenés que ir corrigiendo”. En esta línea, informó que el 99 por ciento viene por problemas de contracturas o hernias de disco, buscando alivio a sus dolores. “Es un servicio de salud, pero pareciera que es un virus selectivo”, reiteró. 

Finalmente, Compañy aclaró que “no estamos pidiendo que el Gobierno nos pague los alquileres, sino abrir las puertas con las medidas de bioseguridad, que la situación requiere y que nos respondan”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here