Gimnasia le dio otro golpe a un inexpresivo independiente

Al derrotarlo anoche por 1 a 0, en un partido disputado en el estadio Juan Carmelo Zerillo y válido por la vigésima primera fecha de la Superliga.




LA PLATA  (NA) — Gimnasia volvió a sonreír y se reencontró con el triunfo, justo en la previa del clásico platense, al derrotar anoche por 1 a 0 a un inexpresivo Independiente, en un partido disputado en el estadio Juan Carmelo Zerillo y válido por la vigésima primera fecha de la Superliga. 

El mediocampista Lorenzo Faravelli, a los 6 minutos del segundo tiempo, marcó el gol del triunfo del “Lobo” platense, que con este resultado alcanzó los 22 puntos y sumó tres para engrosar su promedio en su pelea por mantener la categoría.

En tanto, el “Rojo”, que llegaba de perder como local el clásico de Avellaneda frente a Racing (1-3), sigue con 29 unidades y por ahora queda afuera de la zona de clasificación a la Copa Sudamericana.

Dentro de un trámite discreto, el conjunto local fue más punzante en ataque, ganó la pelea en la mitad de la cancha y contó con las ocasiones de gol más claras, mientras que Independiente estuvo impreciso e inconexo entre líneas.

El inicio del partido mostró al local presionando bien arriba, forzando a los futbolistas del “Rojo” a cometer muchas faltas, algo ideal para la pegada del paraguayo Víctor Ayala.

Así fue que en apenas un minuto de juego tuvo que intervenir Martín Campaña para tapar un tiro libre del ex volante de Lanús.

Diez minutos más tarde, el guardametas uruguayo volvió a salvar su valla, con una doble tapada, primero frente a otra pelota parada de Ayala y luego en el rebote, ahogando el grito de gol del venezolano Jan Hurtado.

En ese contexto de supremacía local, el otro punta venezolano, el debutante Jesús Vargas, probó con un zurdazo de media distancia, que se fue a un metro del arco visitante.

Con el correr de los minutos, el “Lobo” perdió fuerzas, Independiente emparejó un poco la pelea en la mitad de la cancha y el partido cayó en un pozo, del que recién salió en el epílogo de esa primera parte.

Ya en el complemento, Gimnasia pudo plasmar en el marcador la superioridad que había mostrado en la primera parte.

En el tramo final del encuentro, Gimnasia se plantó unos metros más atrás, buscando defender su exigua ventaja, pero pese a ceder el terreno y el balón al “Rojo”, los contragolpes locales siguieron siendo más peligrosos que los ataques visitantes.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here