Mañana se juega la gran final de la Libertadores

Boca y River se verán las caras en el primer cruce de la copa.




BUENOS AIRES (NA) Boca y River se verán mañana las caras en la primera superfinal de la Copa Libertadores, en la Bombonera, solo con público local y seguramente con lluvia, un agregado épico más.

El encuentro se disputará desde las 17.00 en el estadio “Alberto J. Armando”, con el arbitraje del chileno Roberto Tobar, su compatriota Julio Bascuñán a cargo del sistema VAR y la televisación de Fox Sports, aunque por estas horas seguían las negociaciones para sumar a la TV Pública.

A diferencia del resto de las series de la fase final, este encuentro definitivo no tendrá al gol de visitante como criterio de desempate, por lo que en caso de igualar en puntos y goles, el campeón se decidirá el próximo sábado 24 en el estadio “Monumental” en suplementario o penales.

La definición protagonizada por los dos equipos argentinos más importantes será la última de la vieja modalidad, ya que a partir de la próxima Libertadores habrá una sola final, al estilo europeo, que se jugará en Santiago de Chile.

Por cuestiones de seguridad y la trascendencia que tendrán los cruces entre los clásicos rivales, la Conmebol decidió que los partidos se jueguen los sábados 10 y 24, en lugar de los miércoles 7 y 14, como estaba estipulado en el calendario original.

En el medio, hubo un intento de las autoridades nacionales, a través del presidente Mauricio Macri, de que los partidos se jueguen con hinchas visitantes, pero los clubes se mostraron disconformes y la iniciativa no prosperó.

Incluso se especuló con prohibir que los simpatizantes del equipo ganador de la Copa festejen en el Obelisco porteño, punto de encuentro inevitable de las celebraciones, pero finalmente esto también fue descartado y no habrá restricciones.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here