La guerra contra la inflación la van ganando los precios

"Hasta ahora no hay nada que indique que los valores puedan dejar de subir", consideró la economista de la Universidad del CEMA, Diana Mondino.

La inflación no cede en la Argentina Foto NA: Damian Dopacio



BUENOS AIRES (NA) — La economista de la Universidad del CEMA, Diana Mondino, consideró hoy que “la guerra contra la inflación la van ganando los precios”, ya que “hasta ahora no hay nada que indique que los valores puedan dejar de subir”.

En diálogo con el programa “Si pasa, pasa”, que conduce Ignacio Ortelli por Radio Rivadavia, Mondino señaló que a su entender, entre otras tantas causas, “la explicación principal de la inflación es el aumento del gasto público”.

“El Gobierno emite más y más dinero, pero no hay más producción, por lo que no hay más cosas para comprar, es decir que hay más billetes para comprar la misma cantidad de cosas que antes”, detalló.

Además considero que “es difícil que pueda aumentar la producción, cuando se ponen prohibiciones, regulaciones o precios máximos”.

Con respecto a la energía y el costo que representa para los usuarios, indicó que van “a tener que pagar mucho más por las tarifas, porque lo mismo no va a alcanzar” y en relación a los subsidios aseguró que “se otorgan de una manera bastante oscura, poco transparente, sin seguimiento, entonces a quién le toca y cuándo pasa a ser una cuestión de discrecionalidad”.

En el marco de la guerra en Ucrania y los efectos que pueda causar en el normal abastecimiento del servicio en el país, Mondino advirtió que “lo que debería haber ocurrido es que el Gobierno se prepare y sino está preparado que empiece a fomentar la producción, pero eso no está pasando”.

Al referirse a la cuestión de la dolarización, planteada por el diputado nacional de La Libertad Avanza Javier Milei, aseguró que “implica muchísimos cambios adicionales, porque magia no se puede, no podés dolarizar de un minuto para otro”.

Asimismo, añadió que “te obliga a hacer todos los cambios necesarios para que la Argentina no tenga más déficit y para que el país empiece a ser una economía más flexible, donde puedas cambiar”.

Por último, consideró que “no puede haber una solución mesiánica, no se puede decir que en cinco años esto estará arreglado” y explicó que “ningún país del mundo ha solucionado completamente la pobreza o logro evitar totalmente las recesiones, pero tienen herramientas para aliviarla”.

“Nosotros lo que hacemos es empeorarla”, concluyó la economista.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here