En el naufragio energético, Martínez se aferra a un salvavidas chino

El secretario de Energía de la Nación destacó el acuerdo con China. Se sumaron críticas de la oposición por la crisis energética.

Firma de acuerdo con China Foto Twitter ED




NEUQUÉN (ED) — La crisis energética golpea fuerte en el país, y el gobierno que conduce Alberto Fernández apela a respuestas que, aunque de manual, resultan espasmódicas. En las últimas horas, mandó a casa a los estatales de Nación y pidió restricciones en el consumo eléctrico de hogares, comercios e industrias.

La manta energética vuelve a quedar corta, y desde la oposición la líder del PRO, Patricia Bullrich aprovechó para recordar un dejavú de la experiencia venezolana.

En medio del hastío por la ola de calor (y tercera de Covid-19) el secretario de Energía de la Nación y ex concejal de la ciudad de Neuquén por el PJ, Darío Martínez, le encontró el lado positivo a esa realidad de cortes de luz y precios por las nubes.

“Se pone en marcha el plan de infraestructura para el mejoramiento del suministro eléctrico con una inversión de más de 1000 millones de dólares que va a ser posible gracias al trabajo en conjunto y a la cooperación entre Argentina y China”, dijo en medio del agobio y de la desazón generalizada frente a los malos servicios.

No obstante, el naufragio energético hace agua por otros costados en una situación penosamente paradójica: es que el boom de Vaca Muerta -quizá la salida más potable a la crisis económica por la que transita el país- no encuentra correlato (serio) en las inversiones y políticas nacionales.

De eso tomó cuenta el diputado nacional por el PRO, Francisco Sánchez, quien esto expresó a través de sus redes sociales: “Mientras en nuestro Gobierno (el de Mauricio Macri) logramos que los argentinos tuvieran mejores servicios y se comenzaran a generar nuevos puestos de trabajo con la exportación de gas licuado, con el Kirchnerismo vuelve el desabastecimiento energético. El buque regasificador, que parte desde países productores de gas para abastecer a países consumidores, vuelve a Bahía Blanca este año. Nada bueno podemos esperar para nuestra Patria si en 2023 no alejamos a los delincuentes del manejo del Estado”.

Ahora, este gobierno nacional asegura que avanza hacia la construcción de un gasoducto entre Vaca Muerta y la provincia de Buenos Aires, pero en el próximo invierno destinará varios miles de millones de dólares (que tanta falta hacen) a la importación de gas que, sin exageraciones, sobra en los yacimientos neuquinos.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here