Encuesta: El home office y los nuevos hábitos

¿Cómo afecta a los argentinos trabajar desde casa?. Fue una modalidad nueva para el 56% de los empleados y 6 de cada 10 afirmaron que trabajan más relajados.

Muchos esperan que home office llegue para quedarse Foto NA



BUENOS AIRES  (NA) — La pandemia cambió hábitos y cuidados pero también impactó de lleno en el mercado laboral y uno de ellos fue el teletrabajo, una modalidad que fue nueva para el 56% de los empleados argentinos y el 42% le dedicó más horas al trabajo que antes, según una encuesta privada.

De acuerdo con el relevamiento, 6 de cada 10 afirmaron que trabajan más relajados desde su casa y que incluso le dedicaron más horas a las tareas laborales.

Al consultarles si se cambian de vestimenta para trabajar desde casa, el 68% sí lo hace, se saca el pijama o la ropa de dormir, pero se pone algo cómodo (ojotas, short, la famosa joggineta, calzas.

El 18% admitió que se queda en pijama o ropa de dormir todo el día y, sorpresivamente, el 14% se cambia como si fuera a trabajar a la oficina, de acuerdo con un sondeo de la consultora Addecco Argentina.

A 5 de cada 10 argentinos les gustaría volver a hacer home office cuando todo vuelva a la normalidad y para casi el 80% de los encuestados, habrá un antes y un después en cuanto a la realización del teletrabajo.

Según los trabajadores argentinos, estas son las cosas que debería proveer el empleador para poder hacer home office correctamente: computadora (70%), internet (56%), silla ergonométrica (33%), el pago de la factura de luz (19%).

Adecco Argentina recopiló algunos números interesantes y otros de color de sus distintos relevamientos realizados durante este año que marcará un hito en la historia del mundo.

Consultados sobre si creen que tienen más chances de contagiarse cuando termine la cuarentena y vuelvan a ir a trabajar, el 58% respondió que sí; el 29% cree que no y el 13% prefirió no contestar.

Para la mayoría, el colectivo (42%) es el transporte público más inseguro a la hora de pensar en un contagio, luego el subte (37%), el tren (15%), el taxi (1%) y ninguno de las anteriores para el 5%.

“Casi la mitad de los encuestados admitió que dejaría de viajar en transporte público por el coronavirus para ir caminando o en bicicleta a su lugar de trabajo. El 31% no puede pensar en esa opción ya que, por más que quisiera, la distancia de su domicilio al trabajo no se lo permitiría. El 10% ya decidió que viajará en auto y el 12% viajará de la forma habitual”, señala el relevamiento.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here