Acucades continúa su lucha a favor de la vida

La organización de prevención del suicidio aumentó su trabajo en los últimos meses, y recibe 20 llamadas diarias, principalmente de adultos mayores.

SIN USAR
Paseo de la Costa Foto Foto ED Sebastián Puentes



NEUQUÉN (ED) — La organización de prevención del suicidio Acucades aumentó su trabajo durante la pandemia, principalmente ante llamados de personas mayores, quienes ya solían experimentar soledad, previo al aislamiento social obligatorio. Por lo tanto, la asociación debió incluir un teléfono celular, donde reciben aproximadamente 20 llamadas diarias.

“Con el anexamiento del celular, también tomamos a la persona por Whatsapp y la derivamos con quienes están capacitados para hacer escuchas. Tenemos un equipo interdisciplinario de voluntarios, entre quienes están un psiquiatra y un psicólogo especializados, y médicos clínicos”, comentó Ana Rojas, integrante de Acucades en Neuquén, en comunicación exclusiva con El Digital Neuquén.

Además, explicó que gran parte de los llamados los realizan jóvenes que viven violencias por su identidad de género o sexualidad y, durante la cuarentena, también se presentaron problemáticas por la pérdida de empleo y crisis económica. De acuerdo a Rojas, actualmente en el hospital se disponen de apenas diez camas para pacientes con casos de salud mental, que usualmente están ocupadas con personas con consumos problemáticos de sustancias.

“Aún no hemos logrado ser reconocidos por el ministerio de Salud provincial, pero desde escuelas, hogares de ancianos, comisiones vecinales e iglesias nos han llamado, donde enseñamos a aprender a escuchar frases comunes que son en realidad pedidos de ayuda”, relató la referente, quien detalló que la asociación se conforma por voluntarios católicos, evangélicos y ateos de Neuquén, Senillosa, Plottier, San Patricio del Chañar y Centenario.

La atención de Acucades es gratuita y sus trabajadores identificaron a la soledad, la represión de eventos traumáticos y los suicidios cercanos como disparadores a tener en cuenta para evitar la propagación de más pérdidas humanas. “Tuvimos una época en 2014 donde hubo muchos suicidios jóvenes, el año siguiente fue más entre los 40 y 50 años, en el 2016 fue variado, entre el 2017 y la actualidad, fueron particularmente los adultos mayores”, detalló la voluntaria.

“Hace un año el Obispo nos prestó una casa detrás del Ruca Che, donde funciona la sede de Acucades. Allí damos clases para que los vecinos aprendan herramientas de contención. En la pandemia no damos clases personalmente, pero sí hacemos capacitaciones por Zoom”, afirmó Rojas.

La línea nacional de atención para la prevención del suicidio es 08002222223 y el teléfono celular de Acucades es 2996232713.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here