Almirón: “la Copa Libertadores es el objetivo de todos”

El entrenador dijo que el equipo debe prepararse para ser "fuerte e importante".




BUENOS AIRES (NA) — El entrenador Jorge Almirón señaló que está “contento” de estar en San Lorenzo, a la vez que consideró que la Copa Libertadores de América “es el objetivo” que tiene el elenco de Boedo en 2019 y dijo que el equipo debe prepararse para ser “fuerte e importante”.

“Estoy contento de estar en San Lorenzo”, reveló Almirón, quien momentos después indicó: “La Copa Libertadores es el torneo más importante y es el objetivo de todos para el año próximo. Quiero prepararnos para ser un equipo fuerte e importante”.

En una nota concedida al diario Olé, el técnico del conjunto azulgrana habló de asumir en un equipo con la Superliga empezada: “Sabía el momento en que agarraba el equipo, pero tenía que asumir esa responsabilidad y comprometerme con el momento”.

“Me sirvió para ir conociendo a los jugadores, a la gente que trabaja en el club y obviamente que no fueron los resultados que esperaba porque uno siempre quiere ganar, pero me parece que el equipo fue creciendo”, aseveró.

Asimismo añadió: “No pudimos contar con jugadores de experiencia como Gonzalo Rodríguez, (Nicolás) Blandi o (Fabricio) Coloccini y tuvimos que poner a muchos chicos juntos que rindieron a pesar de tener pocos partidos en Primera. Ahora estamos enfocados en armarnos para lo que viene y hacer una buena pretemporada”.

Al ser consultado acerca de si no va a contar los jugadores más veteranos del plantel comentó: “No hay edades para el buen jugador. Hay algunos de 35 años que te rinden muy bien y están físicamente impecables y otros chicos que hacen pruebas físicas bárbaras pero en los partidos les cuesta porque tienen poca experiencia. No pasa por la edad”.

“Ahora, si uno grande no rinde como espero, para mí es igual que un chico y se tendrá que ir. Porque además los grandes ganan bien y no es bueno para el club tener a alguien que no es considerado para el técnico. La diferencia puede ser que a los chicos se los puede esperar más y con los grandes se toman decisiones más drásticas”, expresó.

En tanto, señaló que no cree “ser un técnico difícil”, y explicó: “Simplemente pido lo que considero que el jugador me puede ofrecer y entiendo los momentos de cada uno. Yo fui jugador y sé que estás cuatro o cinco horas en el club y después te vas a tu casa a seguir con una vida normal”.

“El técnico, en cambio, cuando termina tiene que pensar en hablar con el médico para saber si hay lesionados, en cómo mantener la competencia entre los 25 jugadores del plantel”, remarcó Almirón.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here