San Lorenzo tiene a su perrito fiu fiu

Boedo estaba prácticamente terminado, el "Gallego" confió en él y el jugador no lo defraudó. 




BUENOS AIRES (NA). — El mediocampista de San Lorenzo Nahuel Barrios supo convertirse en una pieza clave del “Ciclón” en el torneo de la Liga Profesional de la mano del entrenador Ruben Darío Insua, quien decidió apostar por él cuando todo indicaba que su ciclo en Boedo estaba a punto de llegar a su fin.

Barrios tuvo un debut épico en Primera hace ya más de cinco años: ingresó a los 40 minutos del segundo tiempo en un partido de Copa Libertadores frente a Universidad Católica de Chile y le dio la victoria agónica a su equipo con un gol de cabeza, pese a que su altura es de 1.56.

A partir de allí sumó algunos encuentros, la mayoría con escasos minutos en cancha, hasta que en 2020 fue cedido a Defensa y Justicia y, luego de su regreso, su futuro estuvo en Central Córdoba de Santiago del Estero.

Volvió a mediados de 2021, pero recién con la llegada de Insua supo hallar su lugar en el plantel: no fue fácil porque era una de los jugadores a transferir, ya sea mediante una venta o préstamo, en el último mercado de pases.

Sin embargo, la escasez de recursos en un plantel plagado de juveniles y los buenos rendimientos del “Perrito” en las prácticas generaron que el “Gallego” apueste por él y ya en la primera fecha, en una decisión que ocasionó polémica, lo hizo entrar en el complemento por Agustín Martegani.

En la segunda jornada se repitió el ingreso y en la tercera, con Arsenal, fue el único encuentro que Barrios permaneció en el banco de suplentes y no saltó al campo de juego.

Después se acrecentó la resurrección, aunque recién en el sexto partido fue titular. Y, justificado por un nivel que lo transformó en lo mejor del equipo, no salió más.

Barrios acompañó el desempeño con dos goles, un bombazo formidable para el empate agónico con Unión y un tanto en la igualdad posterior con Talleres, y con un desgaste físico incansable para ayudar en la recuperación pese a posicionarse en el sector izquierdo del ataque.

Formó una sociedad que se consolida más duelo tras duelo con el lateral Nicolás Fernández Mercau y agrandó su confianza, lo que le permite a él mismo apostar por sus condiciones.

Su contrato vence en diciembre de este año y el secretario deportivo, Matías Caruzzo, ya inició las negociaciones para extenderlo, ya sea para que permanezca en San Lorenzo o por si aparece la opción de venderlo, dado que la institución ya recibió sondeos por el “Perrito”.

En total lleva 84 encuentros con la camiseta azulgrana y convirtió siete goles a sus 24 años. Pasó de ser un futbolista sumamente relegado a convertirse en una pieza clave gracias a un DT que le dio una chance que ya parecía una utopía, y hasta se hizo dueño de una leve ovación en el empate con Estudiantes en el Nuevo Gasómetro. El tiempo dirá si Barrios podrá sostener el nivel, pero su presente es una gran noticia para el “Ciclón”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here