Ya se disputa la nueva interna del MPN

“No al acuerdo de cúpulas”, dijo el gobernador Omar Gutiérrez y destacó la democracia interna del partido provincial.

Omar Gutiérrez durante el acto en El Alamito Foto Twitter ED




NEUQUÉN (ED) — “Serán el voto y la participación de la militancia los que decidan, tal como ha sido en la historia de nuestro partido, que es ejemplo de democracia en la provincia y el país”. La frase pertenece al gobernador Omar Gutiérrez, quien la pronunció mientras viajaba de Neuquén (donde había presentado la temporada turística) a El Alamito (donde puso en marcha la construcción del primer parque de energía solar de la provincia).

Fue otra mañana de intenso trabajo de gestión que tuvo un sorpresivo componente político, sorpresivo en virtud de la altura del año… Pero quizá no tanto, ya que en 2022 el MPN votará autoridades partidarias (Junta de Gobierno y Convención) y muy probablemente también candidatos a gobernador, vice y diputados provinciales.

La mecha de esta nueva interna -que ya tomaba forma pero a nivel algo así como subterráneo- la encendió el diputado nacional electo, Rolando Figueroa quien dijo: “El presidente no debe ser el gobernador”. Gutiérrez es el titular de la Junta de Gobierno y Sandro Badilla -flamante ministro de Turismo- lo es de la Convención. Dada la magnitud del partido, las candidaturas a cargos partidarios garantizan una inmejorable posibilidad de instalación de cara a 2023, tal como sucedió con Gutiérrez y con el propio Figueroa (luego vicegobernador) que formaron la dupla ganadora allá por 2014.

Hoy no se habla de candidatos a cargos partidarios, pero sí de potables o posibles para la carrera rumbo al sillón de Roca y Rioja. En la línea Azul se menciona al vicegobernador Marcos Koopmann y al intendente Mariano Gaido, pero -vale aclararlo- por ahora no son más que especulaciones.

“No se puede proscribir ni a uno solo de los 100 mil afiliados que tiene el MPN”, aseveró el gobernador y prosiguió: “No al acuerdo de cúpulas, sí a la gente y su participación”.

Tras reivindicar tanto a la democracia interna como al derecho a elegir y ser elegido, Gutiérrez sostuvo: “No se puede cambiar de opinión según tu propia necesidad, poniéndola por delante de la participación y decisión de la gente (…) nadie puede arrogarse la facultad autoritaria de decir qué se puede o no se puede, atado a su interés egoísta coyuntural, porque eso es sinónimo de autoritarismo”.

Concluyó que “las diferencias las resuelve la participación en democracia” y es precisamente esa una de las virtudes que le dan fortaleza y perenne vigencia al partido provincial.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here