El Ejecutivo aumentó el gasto en más de un billón de pesos

Supera la autorización que le dio el Congreso en la ley de Presupuesto por medio de un decreto de necesidad y urgencia (DNU) y ocho decisiones administrativas.

Archivo - Guzmán y Fernandez Archivo NA



BUENOS AIRES (NA) — El Poder Ejecutivo dispuso en lo que va del año gastos que superan la autorización que le dio el Congreso en la ley de Presupuesto por $1.122.853 millones, por medio de un decreto de necesidad y urgencia (DNU) y ocho decisiones administrativas.

En el mismo lapso, los ingresos del sector público tuvieron un incremento de $893.025 millones en relación con los previstos en la ley sancionada en noviembre de 2020, de lo que resultó una desmejora del resultado financiero de $229.828 millones.

De esta manera, las medidas de incremento de los recursos y las erogaciones que tomó el Poder Ejecutivo a lo largo del año representaron un aumento del 13,37% en el gasto y del 12,86% en los ingresos, con el consiguiente crecimiento del 29% en el déficit primario y del 15,81% en el financiero.

Según el último informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), el incremento del déficit financiero de $229.828 millones se financió con un aumento de $162.394 millones en las fuentes financieras y una reducción de $67.433 millones en las aplicaciones financieras.

Las razones de la suba tanto en el gasto como en los ingresos se encuentran principalmente en una inflación que superó la proyección de un 29% anual con la que se elaboró el Presupuesto, pero también al recrudecimiento de la pandemia de coronavirus, que obligó a realizar una serie de gastos que no se habían previsto en la denominada “ley de leyes”.

El primero de los motivos es habitual en la administración del sector público, si se tiene en cuenta que en las últimas dos décadas nunca se cumplió con la pauta inflacionaria establecida en cada presupuesto, lo que llevó a la aplicación de modificaciones tanto por DNUs del presidente en acuerdo de ministros como por decisiones administrativas de la Jefatura de Gabinete.

Esas modificaciones dispuestas por el Poder Ejecutivo deben ser validadas posteriormente por el Legislativo y, dentro de ciertos límites, están permitidas por la ley de Administración Financiera.

El detalle del impacto fiscal de las normas aplicadas a través del Poder Ejecutivo en el transcurso de 2021 es el siguiente:

1. Decisión Administrativa 85/21, publicada el 12 de febrero: aumentó el déficit en 15.006 millones de pesos.

   2. Decisión Administrativa 281/21, publicada el 30 de marzo: aumentó el déficit en 30.671 millones de pesos.

   3. Decisión Administrativa 460/21, publicada el 10 de mayo: aumentó el déficit en 13.994 millones de pesos.

   4. Decisión Administrativa 524/21, publicada el 31 de mayo, con resultado fiscal neutro.

   5. Decisión Administrativa 613/21, publicada el 17 de junio: aumentó el déficit en 10.336 millones de pesos.

   6. Decisión Administrativa 707/21, publicada el 16 de julio: aumentó el déficit en 24.312 millones de pesos.

   7. Decreto de Necesidad y Urgencia 489/21, publicado el 5 de agosto: aumentó el déficit 23.694 millones de pesos.

   8. Decisión Administrativa 822/21, publicada el 18 de agosto: aumentó el déficit en 8.959 millones de pesos.

   9. Decisión Administrativa 894/21, publicada el 7 de septiembre: aumentó el déficit en 102.765 millones de pesos.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here