El peronismo neuquino se inspiró en los carpinchos

Por aquí no se los ha visto. Pero el FdT propone evitar construcciones en la Isla 132 y preservar a la fauna.

Archivo carpinchos Foto web



NEUQUÉN (ED) — El asunto este de los carpinchos de Nordelta le sirvió al Frente de Todos (FdT) para intentar tapar el escándalo de los festejos clandestinos en la residencia presidencial de Olivos. Y, aunque por aquí no se han visto carpinchos, esa repentina preocupación por la fauna autóctona, tiene su correlato en la ciudad de Neuquén, donde el bloque peronista presentó un proyecto “proteccionista” de la Isla 132 y del Paseo de la Costa.

“Queremos que este espacio siga siendo de todos y no de unos pocos. La finalidad de la propuesta es la protección de las especies autóctonas y silvestres de la flora y fauna, la conservación del paisaje natural y cultural, las bellezas escénicas, y que los vecinos puedan seguir realizando actividades físicas y se preserve el medio ambiente”, sostuvo el concejal (y candidato a repetir en su banca) Marcelo Zúñiga.

Con esa finalidad, el FdT propuso “sumar la participación democrática de distintos agrupamientos sociales vinculados con el medio ambiente, las organizaciones vecinales, pueblos originarios, la Universidad Nacional del Comahue y la Defensoría del Pueblo”, dijeron.

Esta propuesta “surge a raíz de la idea de Cordineu de cambiar el uso del espacio público y permitir la construcción de edificios de departamentos de uso residencial, priorizando los intereses de los grandes desarrolladores inmobiliarios”, acusaron. También dijeron que ese organismo “carece de un estudio de impacto ambiental, tanto para la Isla 132 como para los barrios circundantes”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here