Tanto forzaron la alianza que se partió en tres

El PRO y sus socios quedaron por un lado y la Democracia Cristiana por el otro. La CC-ARI pegó el portazo y se cortó en soledad.

Archivo elecciones NA



NEUQUÉN (ED). — Los partidos de la centro derecha neuquina no consiguieron limar sus diferencias -ni siquiera las disimularon- e irán a las Legislativas de noviembre en tres listas diferentes. A última hora de anoche cerró el plazo y ya no hay tiempo de alianzas electorales (tampoco de lamentos).

Por un lado irán tres de los socios de Juntos por el Cambio: el PRO (nave insignia), la UCR y Nuevo Compromiso Neuquino (NCN), partido fundado por el ex intendente Horacio “Pechi” Quiroga. Por otro lado irá la Democracia Cristiana (DC) y el tercero en discordia será la CC-ARI, que pegó el portazo y quedó en soledad.

Muy probablemente y tal como lo habían anunciado en las jornadas previas a la novela de encuentros y desencuentros, los candidatos de la Democracia Cristiana serán el ex gobernador Jorge Sobisch y la concejal capitalina Nadia Márquez; al tiempo que el de la CC-ARI será el conductor radial Carlos Eguía.

Se entiende que, salvo que el PRO se encolumne mansamente detrás de la UCR o que logre imponer un candidato de consenso (valga el juego de palabras) Juntos por el Cambio dirimirá su candidatura en las Primarias de septiembre. El radicalismo ya había lanzado la precandidatura del empresario Pablo Cervi y al mismo tiempo su presidente -el también empresario, Juan Peláez- había expresado su negativa al ingreso de Sobisch a esa alianza.

Quienes estaban dispuestos a ampliar el espacio y sumar a la DC eran los referentes locales del PRO Marcelo Bermúdez y Leandro López, quienes ahora propondrán un candidato o candidata. Se habla de la diputada provincial Leticia Esteves, pero la veterinaria conserva su estatus de outsider frente de la mirada de dirigentes con trayectoria en el partido. Habrá que ver.

Con el PRO frustrado (y aparentemente desorientado), con la UCR partida y con el ARI que ya no está, Juntos por el Cambio no fue capaz de disimular si quiera sus mezquindades y dejó escapar al caudal de votos que podía aportarle la DC, cuyo líder es más popular que el propio partido.

Se supone que el sector disidente de la UCR que alguna vez tuvo como referente a la ex funcionaria Yenny Fonfach no apoyará a Cervi ni a la alianza, de hecho se ha expresado a favor de Eguía y hacía ahí iría con lo poquito que tiene.

Hay una cuestión que no debería soslayarse: los partidos que formaron Cambiemos y Juntos por el Cambio no han logrado superar el estado de orfandad en el que quedaron tras la partida de Quiroga. Se trata de un bloque que históricamente fijó su prioridad en las municipales capitalinas. En octubre habrá elecciones de concejales y ya están mal encaminados.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here