Nahir Galarza volvió a escena con nuevo novio

A través de fotos y mensajes cruzados en redes sociales, la joven condenada a cadena perpetua y un joven de 23 años oficializaron su relación amorosa.

La foto que compartió Nahir en sus redes Foto Facenook ED



 BUENOS AIRES (NA) — A través de fotos y mensajes cruzados en redes sociales, Nahir Galarza, la joven condenada a cadena perpetua por matar a su novio Fernando Pastorizo en 2017 en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, y Matías Caudana, quien estuvo detenido en una causa por narcotráfico, oficializaron su relación amorosa.

“Sos buenita, nadie puede juzgarte”, expresó en un posteo Caudana, de 23 años, quien pasó dos años y dos meses en prisión al ser acusado de estar involucrado con una banda narco liderada por su padre.

El joven publicó este martes varias fotos junto a Galarza, también de 23, a la que añadió románticas frases, y algunas de las imágenes fueron replicadas por la homicida, además de réplicas con corazones.

“Te amo mi amor, sos la más hermosa. A tu lado quiero estar y acompañarte siempre”, publicó el muchacho en Facebook.

“Sos una persona maravillosa, encantadora, simpática, tan buenita que me haces sentir cosas lindas todos los días. Nadie puede hablar de lo que no conoce, ni juzgarte, porque yo que te conozco, sé la clase de persona que sos”, añadió.

Caudana y Galarza se conocieron cuando el joven, en el momento en el que estaba con prisión preventiva en la Unidad Penal número 1 de Paraná, obtuvo permiso para visitar a su abuela que se encontraba en la Unidad Penal número 6 de Mujeres de la misma ciudad, presa por vender drogas.

“Yo sabía quién era ella por la televisión. Grité su nombre y, cuando se dio vuelta, le hice un gesto de que la iba a llamar.

  Ella sonrió y asintió con la cabeza”, contó sobre la forma en la que se conocieron.

Caudana salió libre y las fotos publicadas corresponden a visitas que le hizo a la joven en la cárcel.

El crimen por el que fue condenada Galarza ocurrió el 29 de diciembre de 2017 alrededor de las 5:00 cuando Pastorizzo, de 20 años, accedió a llevar a la joven, entonces de 19, a su casa en su moto.

Según la Justicia, la joven tomó el arma reglamentaria de su padre, un policía que se encontraba en actividad, y ejecutó a su novio de dos disparos por la espalda.

En un primer momento, la chica admitió su responsabilidad en el crimen, aunque en una declaración posterior dijo que había sido la víctima quien había tomado el arma y que le terminó disparando en medio de un forcejeo en forma accidental, aunque esa versión no fue creída por los jueces.

El 3 de julio de 2018, Galarza fue considerada por unanimidad culpable del delito de “homicidio agravado por el vínculo de pareja” y condenada a prisión perpetua.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here