Cobran millones y dejan a los neuquinos a pata

Sólo en junio, Autobuses Neuquén cobró 35 millones y Pehuenche 7 millones. En subsidios. Aun así no pagaron el aumento y los choferes pararon

Parada en Parque Central - Neuquén Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED). — Las empresas de colectivos Autobuses Neuquén y Pehuenche cobran, todos los meses, subsidios que son varias veces millonarios. Y muy a pesar de eso dejan a los habitantes de la ciudad capital literalmente “a pata”, tal como volvió a ocurrir este miércoles.

El motivo del paro de los choferes agremiados en la UTA fue, según dijeron, por el incumplimiento en el pago del aumento del 25 por ciento, acordado en la paritaria nacional. La “retención de tareas” (eufemismo que usaron para esquivar la palabra paro) también se argumentó en la incertidumbre respecto del medio aguinaldo.

Subyace en este conflicto una sensación de impunidad de las empresas ante la aparente inacción de la municipalidad a la hora de aplicar sanciones y hagan que los usuarios de estos servicios (cuyos boletos se encuentran entre los más caros del país) no sufran las desagradables consecuencias. Hubo, por ejemplo, quienes debieron pagarse un taxi para no llegar tarde al trabajo.

Los subsidios que les paga Nación, Provincia y Municipio son precisamente para evitar una suba desproporcionada en los pasajes y garantizar que el servicio no se interrumpa, pero nada eso ocurre: el servicio es tan caro y malo como lo ha sido siempre.

Sólo en junio último, la municipalidad le pagó 35.394.987,04 pesos a la ex Indalo (Autobuses Neuquén) en concepto de anticipo de subsidios nacionales, provinciales y municipales correspondientes a ese mes. Mientras que la porción de torta para Pehuenche fue de 7.373.955,63 pesos. Así y todo, hoy incumplieron, ahorraron combustible y perjudicaron a los pasajeros.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here