Día del Padre: ni el horario ayudó al comercio

Las ventas fueron un 40% menos que en la pre pandemia. El viernes y sábado fueron los mejores días, informó ACIPAN.

Archivo - Compras por el Día del Padre Foto Sebastián Puentes Foto ED



NEUQUÉN (ED) — Pese a las expectativas del comercio neuquino, el día del Padre no se reflejó en mayor movimiento en las ventas. Marcados por la inflación, la pérdida del poder adquisitivo y la incertidumbre de la pandemia, se compró casi la mitad si se lo compara con la pre pandemia. 

“De lunes a jueves las ventas rondaban el 40% de baja respecto a las ventas de pre pandemia, viernes y sábado mejoró un poco, particularmente el sábado, que hubo más más movimiento, más circulación de gente y eso hizo que en promedio, bajarán el 30%”, indicó el presidente de ACIPAN, Daniel González.

Gonzalez recordó que “más allá de los problemas de la pandemia, hay una cuestión también relacionada al poder adquisitivo, que pienso que ha mermado mucho estas ventas y que viene hace un tiempo así. A veces se confundía, porque era un combo por la baja circulación, por las restricciones y demás. Hoy ya con no tantas restricciones queda a las claras que ahí hay otro problema en la economía”, aclaró a AM550.

Además no desconoció ” hay aumentos desmedidos de precios y no hay salario que alcance”.

Sobre los cierres de comercios,  recordó que según el estudio del observatorio económico que se realiza cada seis meses, en junio de 2020,  detectaron cierres de más de 30%.

“Eso mejoró a fin de año, en promedio nos dio el 20%, dos de cada 10 locales estaban cerrados. Y ahora se hizo de nuevo este dos semanas y dio el 19%. Medio similar, por lo menos no ha empeorado.  Viene mejorando, pero muy lentamente”, confirmó. 

González rescató que “los locales que se han reabierto no son el mismo dueño y el mismo rubro”. En este sentido consideró que se dio una rotación y “llama la atención porque son rubros no tradicionales, hay muchos locales que se han abierto de alimentos naturistas, decoración, mueblería”-

Finalmente analizó que muchos de los que cerraron optaron por la venta en redes porque no pueden soportar la presión impositiva. “Hay una economía informal muy importante y notamos que esa economía informal cada vez se agiganta más”, indicó.

“El que tenía un emprendimiento y no lo tiene más, sobreviven con changa diarias, otros encaran la misma actividad probablemente, pero en forma informal. Es algo que se ve muchísimo, más hoy con las redes. Realmente el deterioro que vamos teniendo es muy importante y lamentablemente los argentinos lo vamos naturalizando”, completó.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here