Schwartzman está en octavos de Roland Garros

El "Peque" mostró, otra vez, un sólido nivel de juego para imponerse en dos horas y con parciales de 6-4, 6-2 y 6-1 al alemán Philip Kohlschreiber (132°).

Schwartzman está en octavos de Roland Garros Foto oficial ED



BUENOS AIRES (NA) — El tenista porteño Diego Schwartzman, 10° del ránking mundial, barrió esta mañana al experimentado alemán Philip Kohlschreiber (132°) en tres sets y se instaló en los octavos de final de Roland Garros, el segundo Grand Slam de la temporada.

El “Peque” mostró, otra vez, un sólido nivel de juego para imponerse en dos horas y con parciales de 6-4, 6-2 y 6-1 al alemán, que pese a sus 37 años tiene mucha experiencia y llegó a ser 16° en el ránking mundial hace algunos años.

De esta forma, el porteño se sumó al azuleño Federico Delbonis (51°) que ya había avanzado el viernes a esta instancia por primera vez en su carrera, siendo los dos argentinos que se mantienen en carrera en el cuadro de singles, tanto masculino como femenino.

Schwartzman, que ganó sus tres partidos hasta el momento sin ceder ni siquiera un set a sus rivales, espera ahora por el ganador del duelo entre el talentoso juvenil español Carlos Alcaraz (una de las sensaciones del circuito) y el alemán Jan- Lennard Struff.

En la cancha Suzanne Lenglen, la segunda en importancia del complejo ubicado en el barrio parisino de Bois de Boulogne, hubo unas 250 personas en las tribunas que ovacionaron a Schwartzman por su victoria con el típico cántico: “Olé, olé, olé, olé, Diego, Diego…”.

Porque el “Peque” demostró estar recuperando su nivel que lo llevó al Top Ten después de algunos torneos complejos en la gira europea de polvo de ladrillo y se sacó de encima a un rival que venía de vencer al ruso Aslan Karatsev, uno de los mejores jugadores en lo que va de la temporada.

“Es un lugar especial para mí, es lindo regresar y reencontrarme con su público. El año pasado fue mi mejor torneo. Estoy contento de jugar con toda esta gente”, explicó el porteño de 28 años.

“Pude sacar rápido la diferencia, eso es bueno para no darle confianza. Si arrancaba bien creía que le iba a costar, y por suerte pasó eso. De a poco me acerco a mi mejor versión. Hoy cometí algunos errores que no me gustaron, pero eso me da margen para mejorar. Si me comparo con 3 semanas atrás, las cosas me están saliendo mejor y eso me pone feliz”, analizó.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here