Cafiero: “La realidad epidemiológica se lo impidió a la Argentina”

"Con tantos casos, no podíamos llevar adelante la Copa América", dijo el jefe de Gabinete.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero Foto NA: Pablo Duberti/JGM



BUENOS AIRES  (NA) — Luego del anuncio de la Conmebol sobre la baja de Argentina como sede de la Copa América que comienza en quince días, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, explicó esta mañana que “la realidad epidemiológica” impidió poder mantener el compromiso de organizar el torneo en el país.

“Se trabajó con las autoridades de Conmebol en diferentes escenarios, siempre sujeto a lo que pasara con la segunda ola. Así que lo que terminó inclinando la decisión fue finalmente no solo ajustar los protocolos, sino la cantidad de casos, con tantos casos no podíamos llevar adelante una Copa América”, explicó.

En conferencia de prensa, luego de recibir más de dos millones de vacunas de AstraZeneca en el aeropuerto de Ezeiza, el jefe de ministros remarcó que “en todo momento” intentaron “mantener el compromiso”, pero “la realidad epidemiológica se lo impidió a la Argentina”.

De esta forma, Argentina corrió la misma suerte que Colombia, que por motivos sociales debió desistir de la organización de la Copa América 2020 hace diez días atrás.

  El recrudecimiento de la pandemia de coronavirus en el país, sumado a que no podía garantizar la presencia de público en los estadios a partir de semifinales, fueron un combo que llevaron a esa decisión al Gobierno nacional, que se lo comunicó a la Conmebol.

Es un cambio de 180 grados respecto de lo que ocurrió durante esta semana, cuando el presidente de la Nación, Alberto Fernández, recibió en la Quinta de Olivos junto a parte de su Gabinete de Ministros al titular de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, para buscar ser el único organizador de la competencia.

Allí se intercambiaron protocolos y, si bien fuentes de Conmebol habían advertido que los requisitos eran “mayores a los de la Eurocopa”, confiaron en resolverlo.

Pero a primera hora del domingo, las declaraciones de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, habían adelantado un panorama poco alentador para el certamen que reunirá a las diez selecciones de Sudamérica.

“La Copa América no está definida ciento por ciento, entiendo que los que deben tomar esa decisión están en el último tramo de análisis. En el Ministerio de Salud de la Nación estamos generando hace meses protocolos y articulaciones con otros sectores, Interior, Migraciones, Transporte, ANAC, Defensa…, en relación a los controles”, había dicho la ministra.

Para reforzar esa situación, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, afirmó minutos antes del anuncio oficial que era “muy difícil que se juegue la Copa América en Argentina por la situación de alerta epidemiológica”.

“Estuve conversando hoy con el presidente Alberto Fernández sobre la situación sanitaria de todas las jurisdicciones, y en particular de Buenos Aires, Tucumán, Mendoza, Córdoba y Santa Fe, y siendo coherentes con el cuidado de la salud vemos que es muy difícil que se juegue la Copa América en nuestro país”, sostuvo.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here