González: “No queremos subsidios, queremos trabajar”

El presidente de ACIPAN advirtió que durante las restricciones, las empresas dejan de recibir ingresos pero conservan los compromisos.

Locales cerrados en calle Sarmiento Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED) — Golpeado nuevamente por las restricciones de una Fase 1 -pese a que no se expresó de esa manera-, representantes del comercio neuquino describieron la dramática situación que atraviesan en medio de la pandemia.

El último día hábil en Neuquén mostró que un 50% de los comerciantes no había adherido a las restricciones, algo que podría ampliarse mañana.

Al respecto el presidente de ACIPAN, Daniel González analizó que se trata de “una decisión voluntaria de cada comerciante que se ve ante una situación tan difícil después de tantos cierres del año pasado, con cortes de rutas y demás”.

Explicó que “cuando vos ves que se va muriendo tu empresa porque han pasado muchos problemas y es necesario el día a día para hacer frente a las obligaciones, se llega a esta situación que nosotros se lo dijimos a las autoridades de la provincia”. 

En declaraciones a La Red Neuquén, González reconoció la gravedad sanitaria de la evolución de la pandemia pero recordó que “estamos convencidos también que la solución no pasa por el cese de la actividad económica. Por el contrario, se genera otro problema”.

Opinó que la circulación bajó, “anda menos de la mitad de la gente. Sale el que necesita hacer una compra en particular, pero no hay mucha circulación. Acá la clave es la responsabilidad individual y social”, señaló.

Analizó que las medidas anunciadas deben tener el acompañamiento necesario por el Estado, pero este ya no tiene recursos para llevar un plan de contingencia y ayudar al que “no va a tener ningún ingreso”.

“Acá siguen los compromiso impositivos, los cheques emitidos, acá no se eliminó el clearing bancario, las obligaciones impositivas, los sueldos. A los empresarios todo le sigue igual, lo único que se le cortan son los ingresos”, enfatizó. 

Al referirse a los anuncios del gobierno para ayudar a las empresas evaluó que “son más que nada ayuda sociales”. 

González explicó que “el empresario que el año pasado tomó crédito, ni siquiera lo ha podido pagar. Es un salvavidas de plomo hoy tomar un crédito. Nosotros no queremos subsidios, no queremos que nos regalen nada, solamente con nuestro trabajo generamos nuestros ingresos y no queremos ser una carga para el Estado”. 

El representante completó que los créditos no son de fácil acceso y que si bien se anuncian, se presentan muchos obstáculos con trámites y los límites de los cupos crediticios. “Una cosa es que dice para afuera y otra cosa es la realidad”, señaló.

Finalmente, González informó que se comunicó con el intendente Mariano Gaido para solicitarle controlar más la venta de productos no esenciales en supermercados, que incide en una competencia desleal con el comercio al que se le obliga cerrar.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here