Márquez: “Es momento de las iglesias abiertas”

La concejal capitalina reclamó por la apertura de los cultos frente a la situación que genera la pandemia y advirtió: “Los contagios masivos no ocurren en las iglesias, siempre se cumplieron con todos los protocolos”.

Iglesia en Neuquén foto gentileza ED



NEUQUÉN (ED) — La noticia del cierre de 35 iglesias en Chos Malal llegó rápidamente a Neuquén capital y fue la concejal de democracia Cristiana, Nadia Márquez, la que aclaró que no fue por los contagios, sino por el acompañamiento a las medidas de gobierno. 

“Es momento de iglesias abiertas”, enfatizó Márquez que participó de un culto en Chos Malal días atrás y aclaró que “las iglesias están más limpias y desinfectadas que cualquier organismo público que sigue abierto, porque se siguen a rajatabla el cumplimiento de los protocolos sanitarios”. 

En cuanto al número, explicó que se hacen varios cultos para reducir la cantidad de gente, pero de igual manera poder llegar a todos con el mensaje. Destacó que entre reuniones “se desinfecta y se controla a quien ingresa, todos con barbijo, con la obligatoriedad del uso del alcohol”.

Si bien algunos medios pusieron acento en el cierre de las iglesias en Chos Malal, aclaró que “no las cerró el Gobierno, las iglesias se juntaron y acordaron ayudar a bajar la circulación por 15 días”.  Y contrastó la medida con Neuquén donde el intendente capitalino “jamás ha consensuado medidas con las iglesias y ha impuesto las medidas unilateralmente”.

Por otra parte, la referente de Democracia Cristiana, no evitó críticas para con el Gobierno nacional y analizó que tenían que hacer tres cosas fundamentales en esta pandemia: testear, vacunar y reforzar el sistema de salud, pero “erraron en las tres”. 

“Estamos en el segundo año de pandemia podrían haber trabajado con esta cosas,  quienes pagan los platos rotos son quienes no generan contagios: las escuelas, los comercios y las iglesias”, lamentó. 

Analizó que “es el momento en que más deberían estar abiertas las iglesias, por la desesperación de la gente, porque es el lugar donde encuentran una palabra de aliento, de estimulo”.

Finalmente, Márquez reiteró que “los protocolos funcionan y se respetan” y señaló:  “la pandemia sirve de excusa para que los gobernantes pongan y saquen cualquier medida”. 



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here