Reclamos, oposición y una carpa de Salud

Hace días que la protesta excede al sector de la salud. El rédito lo capitaliza la izquierda.

Corte de ruta archivo Facebook ED



NEUQUÉN (ED) — La provincia vive otra jornada de protestas de los autoconvocados de Salud, con apoyo piquetero en las rutas y participación de sectores del arco opositor.

Los reclamos con cortes de rutas impactaron fuerte en el abastecimiento, sobretodo de combustibles y podrían incrementarse, si desde el lado de Río Negro, se suman cortes para evitar que lleguen camiones de Buenos Aires.

Las protestas se prolongan pese a las concesiones oficiales, que incluyeron la recepción de representantes autoconvocados sin personería jurídica, un grupo con relativa representación real sobre los piquetes. La provincia también le sumó al aumento salarial un bono COVID de 30 mil pesos, que comenzaron a cobrar hoy, pero ninguna de las señales de salida que intentó Casa de Gobierno pareció conformar.

Hace días que la protesta excede al sector de la salud que cuestiona la representatividad del conductor de ATE, Carlos Quintriqueo. El rédito lo capitaliza la izquierda, que puja por alejar a las partes de una posible salida del conflicto. Otros, como Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, buscan sacar alguna tajada desde sus publicaciones en las redes.

Mientras eso sucede, la industria petrolera de la provincia pierde día a día, los bloqueos amenazan también al turismo, lo que a su vez impactará en los ingresos de la provincia que saldrá afrontar los gastos y coletazos de la nueva ola de pandemia, con bolsillos flacos.

Anoche se realizó una marcha de antorchas que tuvo el padrinazgo de los gremios que hoy se volverán a juntar con ATEN, SEJUN, ANEL, ADUNC, APUNC, SADOP, UNVAP y se esperaba visibilizar una carpa en el monumento a San Martín.

El conflicto de salud desnudó la interna del gremio ATE, que por estas horas también lucha por un pedazo de la torta, mostrando las diferencias entre la conducción nacional y la neuquina de Quintriqueo, y la demanda de reconocimiento de los profesionales de la salud.

Otro dato es que más allá del conflicto, los servicios de salud siguen garantizados. Lo que permite inferir que muchos de los profesionales del área no son realmente los que están en el piquete, pero igual miran de reojo y permanecen atentos a la llegada de nuevos beneficios salariales.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here