La pobreza por el fracaso del kirchnerismo

Opinión por Cynthia Hotton - Economista, diplomática y ex diputada nacional.

Los números de la pobreza duelen en Argentina Foto NA: Pablo Lasansky



“Los altos índices de pobreza no son consecuencia de la suba de precios de los alimentos, como salieron a decir desde el Gobierno. La pobreza es por el fracaso de las políticas del kirchnerismo y del presidente Alberto Fernández.

La corrupción genera pobres. La inflación lo que hace es profundizar su estado de vulnerabilidad.

Argentina hace tiempo que surfea en una estanflación. El Gobierno se la pasa acorralando y persiguiendo a los sectores productivos, que no encuentran incentivos para invertir y generar empleo bajo este panorama de total incertidumbre y sin reglas claras. Impulsar la economía a través del gasto, mediante obras públicas, no es una solución cuando lo que abunda es la corrupción. 

Recientemente se dieron a conocer los datos del INDEC.

Enfrentamos una pobreza inédita, bajo un escenario de estanflación, desempleo y corrupción. En el informe se destaca que la pobreza subió a un 42% y ya son cerca de 19 millones las personas de nuestro país en ese estado.

Un país con riqueza natural y con una capacidad de producción para alimentar a una población 10 veces mayor de la que tenemos, sufre la desidia de un Gobierno que prefiere mirar para otro lado y atender a intereses espurios de los integrantes del poder de turno.

Nada más anti-pueblo que el kirchnerismo, preocupado por devolverle a Cristina Kirchner los millones investigados por lavado de dinero antes de resolver el problema de los otros millones: de los 19 millones de pobres y de los cinco millones de indigentes que tiene nuestro país.

Los dolorosos números aún muestran un panorama más crudo: el 57% de los niños menores de 14 años está por debajo de la línea de pobreza. ¿Qué futuro pretendemos construir si permitimos que nuestros niños se críen en condiciones infrahumanas, rodeados de abusos, sin una alimentación adecuada y a expensas de las migajas que les pueda dar el Estado? .

Duelen estos números, porque no son solo cifras, son vidas humanas que crecen en situaciones indignas.

Venimos de tener un Gobierno que prometió “Pobreza Cero” a otro que dijo que iba a poner a la Argentina de pie. Lo concreto es que en los últimos cuatro años, los números se fueron agudizando. Se incrementó la pobreza de un 32% a un 42% y casi se duplicó la indigencia.

Mientras, un panorama totalmente opuesto se da en el mundo político, donde todo sirve para llenarse los bolsillos: los dirigentes aprovecharon la crisis sanitaria para continuar con sus negociados.

Sin embargo, salieron a la luz y esta semana se conoció que el 92% de las compras que realizó el Estado a raíz de la emergencia sanitaria fueron contrataciones directas, sin licitación y con sobreprecios escandalosos.

Los datos se dieron a conocer tras una investigación realizada por la consultora Ruido – Red contra el Silencio Oficial, integrada por comunicadores sociales, especialistas en datos abiertos y referentes de organizaciones civiles.

La solución, lamentablemente, no está a la vuelta de la esquina. Son muchos años de negligencia, décadas de sucesiones de gobiernos con una ambición desmedida por el poder y por el dinero.

Sin embargo, si dejamos de repetir las mismas recetas, si miramos más allá del populismo que promete pan y circo, vamos a poder transitar un cambio en serio para el país que soñamos”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here