Una modificación a la fuerza con forma de enmienda

Opinión por la abogada y concejal por Democracia Cristiana, Nadia Márquez

Concejo Deliberante / Foto: Sebastián Puentes ED



Nadia Márquez – Abogada y concejal de Democracia Cristiana nadiajudithmarquez@gmail.com

.

Las constituciones y cartas orgánicas, son las columnas vertebrales de cualquier sociedad. En ella se establece lo que se puede y no se puede, lo medular y central de las formas organizativas.

Están creadas para protegernos, darnos seguridad jurídica y que ningún político de turno se auto arroje la atribución de modificarla. Para ello, las mismas constituciones y cartas orgánicas establecen un alto estándar en requisitos para poder modificarlas, no sea cosa que un intendente (gobernador o presidente) llegue a sus funciones y las modifique a su antojo.

Hay dos caminos posibles en el caso de la Carta Orgánica de la ciudad de Neuquén, y ambos están establecidos en sí misma: simples enmiendas o reforma, y justamente existen dependiendo de la modificación que se pretende, si altera o no el espíritu de la carta orgánica.

Algunas cartas orgánicas municipales como la de Coronel Moldes establece que es simple enmienda si se pretende modificar un solo artículo; otras como la de Río Cuarto, Arroyito o Villa María si se modifican tan solo dos artículos, y otras más amplias como la de Corral de Bustos, contempla hasta 5 artículos. 

Gaido pretende modificar 8 artículos. Nadie podría decir en su sano juicio que es una simple enmienda y no una reforma.

Los concejales o el intendente de turno no tenemos la facultad de arrojarnos potestades que la propia Carta Orgánica no nos ha dado y que los ciudadanos tampoco nos han otorgado.

El intendente Mariano Gaido reiteró al menos unas cuatro veces la frase “Un político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones, no en las próximas elecciones”, aduciéndose a él mismo como un estadista, sin percatarse que en su discurso habló más de las próximas elecciones y sus modificaciones, que de las próximas generaciones, ya que poco y nada definió sobre niñez. 

Debatiremos sobre una reforma, con forma de “simple enmienda”, que huele más a intereses políticos que necesidades reales y concretas de los neuquinos.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here