Indalo: más de mil millones y un reclamo de auditoría

Una diputada reclama una auditoría externa sobre la empresa que recauda millones en subsidios. También sobre Pehuenche.

Parada de Autobuses Neuquén Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED). — Los subsidios millonarios que Autobuses Neuquén recibe por parte de la Nación, la Provincia y la Municipalidad de Neuquén no se corresponden con la calidad del servicio y eso genera las quejas de los usuarios. Especialmente en esas jornadas en que quedan literalmente a pata, debido a los paros de choferes por falta de pago.

Hace tiempo que la empresa levanta tantas quejas como pasajeros desde los tiempos en que se llamaba Indalo. Es cierto que el servicio mejoró desde la llegada de Pehuenche y es quizá por eso que el intendente Mariano Gaido adelantó su intención de que las empresas que bridan este servicio pasen a ser tres. La licitación está prevista para este año.

En medio de todo esto, la diputada provincial por el (FIT) Patricia Jure le pidió al Concejo Deliberante neuquino que sancione una ordenanza que permita realizar una auditoría externa sobre los libros contables de las empresas concesionarias del servicio urbano de pasajeros que operan en la ciudad.

Lo hizo a través de un proyecto de comunicación en el que hizo hincapié en “la necesidad de dar a conocer el costo real del boleto urbano de las dos empresas que prestan el servicio en la actualidad: Autobuses Neuquén y Pehuenche”.

También este año, en el decreto que estableció el nuevo precio del pasaje, Gaido destacó que el costo del sistema público de pasajeros prestado por Indalo es de $1.124.953.187 anuales. También se aclaró que sin subsidios el boleto sería de $68,80 y no de $40,52 como es ahora. Cabe recordar que para los estudiantes -desde el jardín de infantes a la universidad- es gratuito, al igual que para el personal de Salud.

En su proyecto, Jure destacó que en los últimos cinco años “ambas empresas pudieron subir el costo del boleto por encima de las estimaciones inflacionarias, variable que no fue acompañada con las subas salariales otorgadas a los empleados y choferes de ambas empresas”. A ello agrega que también “recibieron subsidios por los regímenes de Compensación Complementaria Provincial (CCP), del Sistema Integrado de Transporte Automotor (SISTAU), de Compensación Gas Oil y el último año también recibieron aportes ante la baja en el caudal de pasajeros que ocasionó la pandemia del Covid-19”.

Cabe recordar que, sólo por anticipos de octubre, Autobuses Neuquén cobró más de $31,6 millones en subsidios, mientras que Pehuenche recibió $6,5 millones, con el agravante de que los subsidios se repiten todos los meses.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here