El aliado más incómodo, a los abrazos en Neuquén

Juan Grabois fustigó a intendentes K bonaerenses, vino a Neuquén y fue muy bien recibido por buena parte de la dirigencia local.

Juan Grabois y Marcelo Zúñiga en Neuquén Foto Facebook ED



NEUQUÉN (ED). — En medio de sus cruces -cada vez más ásperos- con sectores del kirchnerismo, el oficialista crítico y referente de Patria Grande, Juan Grabois, anduvo por la ciudad de Neuquén y se estrechó en un abrazo peronista con el concejal capitalino, Marcelo Zúñiga.

El edil fue uno de tantos. También lo recibieron el secretario de Energía, Darío Martínez; el delegado del INAES, Ignacio Armida y la concejal Ana Servidio, entre otros. El Dr. Grabois (abogado él) es un hombre de acción y recientemente apoyó una protesta de cartoneros que terminó con cinco detenidos y algún que otro herido de bala de goma, allá en el Conurbano bonaerense.

Sus críticas sin más vueltas a la inflación y al crecimiento de la pobreza -frente a las que el gobierno de Alberto Fernández reacciona en modo tortuga- tornan a Grabois un “compañero incómodo”; y los que acaban de sufrirlo fueron los intendentes Nicolás Mantegazza (San Vicente) y Martín Insaurralde (Lomas de Zamora). Algunos son “multimillonarios que viven en Puerto Madero”, dijo sobre los jefes comunales K de aquella gran región electoral.

¿A qué vino a la provincia este extrovertido dirigente social al que se considera amigo del Papa Francisco? A presentar el Plan de Desarrollo Humano Integral. Además de su charla en la ciudad capital, también estuvo en Chos Malal, donde visitó la Cooperativa Campesina MTE Rural.

“Me comentaban los compas que están contentos porque ha mejorado la conectividad a partir de la extensión de la fibra óptica por la Ruta 40”, dijo Grabois quien hace algunos meses protagonizó una especie de novela televisiva al meterse en la guerra interna de la familia Etchevehere (en aquella disputa por tierras se posicionó, obviamente, en contra de Luis, quien fue ministro de Macri y es uno de los ruralistas que agitan contra CFK ni bien se les presenta la ocasión).

“El año pasado tuvieron una conquista muy importante: una nueva Casa Comunitaria de Vientos de Libertad para mujeres. Gracias compas por el laburo que hacen y por seguir construyendo día a día dignidad para los trabajadores y trabajadoras de la economía popular”, agregó Grabois sobre los campesinos del Norte Neuquino.

Como todo fuego propio, los dichos de Grabois incomodan a Alberto y estresan al Gabinete. Pero acá, en Neuquén, la dirigencia del PJ-K no se hace demasiado eco y observa a la distancia.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here