Bermúdez se queja por el estado de la ETON

“Faltan carteles o reemplazarlos, pintura y el pasto está seco”, dijo. La empresa cobra un subsidio mensual de más de tres millones de pesos.

ETON foto gentileza ED




NEUQUÉN (ED). — Aunque sólo ha transcurrido un puñadito de días, no hay dudas de que los cruces y chicanas políticas se reactivaron en febrero. Ya fueron varios los dirigentes y funcionarios que salieron al ruedo, y ahora lo hizo el concejal capitalino Marcelo Bermúdez (PRO).

El edil se quejó por lo que interpreta como la falta de mantenimiento de la Estación Terminal de Omnibus de la ciudad de Neuquén (ETON), cuyo servicio se encuentra concesionado a la empresa Parada Liniers. La concesión comenzó durante la gestión del ex intendente Horacio Quiroga (de la que Bermúdez fue parte) y continúa con la de Mariano Gaido.

“Es imperioso que una de las terminales de ómnibus más lindas del país vuelva a serlo. Para ello el Municipio debe intimar al concesionario a un mejor mantenimiento de la misma. Faltan carteles o reemplazarlos, pintura y el pasto está seco”, se quejó.

Parada Liniers cobra subsidios mensuales por el mantenimiento del predio que estuvo literalmente paralizado en virtud de la pandemia. El último pago mensual del que se tuvo noticia fue el de octubre y ascendió a 3.832.575,75 pesos.

Los subsidios comenzaron en 2015 con 700 mil pesos mensuales y fueron aumentando al ritmo de la inflación hasta llegar, en 2020, a la suma mensual a la que se hizo mención.

Precisamente ese año el contrato fue prorrogado por dos años más y se dejó para más adelante el llamado a licitación. El argumento fue, por supuesto, la pandemia que pegó muy fuerte en el transporte de media y larga distancia.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here