Duro momento de River

River se quedó sin final por el título local, y buscará el martes una remontada histórica en San Pablo.

Los jugadores de River se retiran del campo de juego al finalizar el partido que perdieron 2 a 0 frente a Independiente. Foto NA: Nicolás Aboaf



BUENOS AIRES (NA) — River cerró anoche una de las peores semanas del ciclo de Marcelo Gallardo al perder como local por 2 a 0 ante Independiente, resultado que lo dejó fuera de la final por el título de la Copa Diego Maradona de la Liga Profesional, el único logro que no consiguió con el “Millonario”.

El juvenil Alan Velasco, de apenas 18 años, fue una de las grandes figuras de la noche en cancha de Banfield, al anotar los dos goles del “Rojo” con soberbios remates de media distancia, a los 24 y 40 minutos de la etapa inicial.

River, dirigido por Marcelo Gallardo, controló la posesión de la pelota, pero Independiente, que en la semana sufrió la salida del DT Lucas Pusineri y el mánager Jorge Burruchaga, pudo dominar el global del partido.

En el complemento, con los cambios de Gallardo, el “Millonario” arrinconó al “Rojo”, pero se topó con el arquero uruguayo Sebastián Sosa, que lo dejó sin poder descontar.

Este resultado dejó eliminado a River de la final por el título de la Copa Diego Maradona, sufrió siete goles en contra en una semana y sólo anotó dos.

Todo esto, antes de jugarse el todo por el todo el próximo martes frente a Palmeiras como visitante, para remontar el 0-3 en la serie de semifinales de la Copa Libertadores.

River llegó a Banfield sabiendo que necesitaba sí o sí una victoria, por eso Gallardo colocó bastantes titulares en cancha desde el inicio.

Pero el planteo inteligente del interino Fernando Berón lo sorprendió, porque le colocó dos extremos bien abiertos (Velasco y Menéndez) para hacer dudar o hacerle pagar las subidas de sus laterales.

Así, Velasco avisó de entrada con una apilada a puro amague con la que entró al área y, en el cara a cara con Franco Armani, la mano derecha del arquero evitó la conquista.

A los 24, todas esas aproximaciones se hicieron realidad cuando el juvenil de 18 años controló, se puso de frente al arco en posición de enganche, sacó a la derecha y metió un soberbio remate cruzado de derecha que se clavó junto al palo y resultó inatajable.

River empezó a arrinconar al “Rojo”, o al menos lo intentó desde la posesión, porque careció de la profundidad y dinamismo que entregó en otras oportunidades.

Velasco le hizo pagar a River esa falta de ideas y a los 40, nuevamente recibió en tres cuartos de cancha, esta vez tirado por derecha y probó al arco, con una pelota que picó antes, y se le metió por arriba de Armani, que calculó extrañamente mal.

El complemento, desde los cambios con ingresos de Nicolás De la Cruz y Matías Suárez, mostró una mejor versión de River, aunque con una falta de efectividad preocupante pensando en la revancha ante Palmeiras, donde necesita tres goles de mínima.

La primera clara fue a los 7, cuando Fabricio Bustos salvó heroicamente yendo al piso, en el momento en que Rafael Santos Borré definía a bocajarro la mejor jugada colectiva de River en el partido.

Los de Gallardo tuvieron también dos cabezazos del chileno Paulo Díaz, una chance de Federico Girotti y un zurdazo de Ignacio Fernández que reventó el palo.

Gallardo, contrariado, se fue expulsado incluso por el árbitro Diego Abal, en los últimos minutos.

También apareció Sebastián Sosa, con un par de intervenciones espectaculares, la última sobre la hora con una mano de derecha cara a cara contra Cristian Ferreira.

River se quedó sin final por el título local, y buscará el martes una remontada histórica en San Pablo.

Gallardo al ser expulsado anoche. Foto NA: Nicolás Aboaf



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here